Conecta con nosotros

Economía

Iberdrola gana 1.506 millones de euros hasta junio, un 7,4% más

Publicado

el

Iberdrola ha mejorado sus beneficios en el primer semestre de 2015

Iberdrola ha presentado los resultados del primer semestre del año, que reflejan un beneficio de 1.505,9 millones de euros, un 7,4% más que en el mismo periodo del año anterior. Por su parte, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) ha aumentado un 5,7%, hasta 3.794,5 millones de euros, impulsado por el negocio internacional, que ha mejorado sus resultados un 20%.

Las ventas de Iberdrola han ascendido a 16.125,6 millones de euros en el semestre, un 6,2% más que los primeros seis meses de 2014. El margen bruto ha alcanzado los 6.634 millones de euros, un 7,5% más, gracias al buen comportamiento de Redes (+15,4%) y Renovables (+17,4%).

Por áreas de negocio

Por negocios, destaca la evolución de Redes, que ha aumentado su Ebitda un 17,1% en el periodo, hasta 1.806,3 millones de euros, y ha mejorado sus resultados en todas las regiones. En Renovables ha crecido un 18,9%, hasta 824,7 millones de euros, impulsado por los mejores precios y por el incremento de la producción en el Reino Unido (+27,4%) y en Latinoamérica (18,2%). El Ebitda de Generación y Comercial se ha situado en 1.261,9 millones de euros al cierre de junio, un 11,7% menos, afectado por la menor producción hidroeléctrica en España y los menores extraordinarios positivos obtenidos con respecto al mismo periodo de 2014.

Previsiones

Con respecto a las previsiones del grupo para el resto del ejercicio, Iberdrola cree que estos buenos resultados del primer semestre y la evolución esperada le permiten reafirmar sus previsiones para 2015. En consonancia con ello, la compañía mantiene una previsión de inversión de en torno a los 4.000 millones anuales, con nuevos proyectos que incrementarán en 2.500 megawatios la capacidad instalada renovable, 760 MW la de sus plantas de gas y en 1.180 MW la hidroeléctrica, respectivamente. La compañía se halla en una fase de crecimiento basada en cuatro pilares estratégicos: incrementar su perfil internacional, centrarse en actividades reguladas y en energías renovables, reforzar su compromiso con la eficiencia operativa y mantener una sólida posición financiera. Con estos ejes de actuación, la Compañía pretende crear valor para sus accionistas de un modo sostenible y a largo plazo.