SHARE

 

El proyecto se ha desarrollado desde 2010 y ha sido impulsado por el Gobierno vasco y el Ayuntamiento de Vitoria

Iberdrola, Aeg y Tecnalia han creado conjuntamente una infraestructura energética a través de un proyecto de I+D denominado Sager, por el que consiguen un nuevo sistema de almacenamiento de energía eléctrica a través de baterías. Conectada a la red de distribución eléctrica y permite almacenar la energía de parques eólicos u otras instalaciones de generación de una forma eficiente, segura y a bajo coste. La iniciativa de I+D ha contado con un presupuesto de un millón de euros.

A la presentación en Vitoria asistió Miguel Garnica, teniente de alcalde y concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de la ciudad vasca, y Maite Hernández, coordinadora del programa Etorgai del SPRI (Gobierno Vasco), además de responsables de las tres empresas que desarrollan este proyecto y autoridades locales. El proyecto Sager ha incluido el diseño, la instalación, integración y validación de un sistema de almacenamiento de energía a través de grandes baterías, que ha sido desarrollado en las instalaciones del centro de transformación Arquímedes, propiedad de Iberdrola, ubicado en Júndiz, Vitoria.

Esta nueva infraestructura permite almacenar la electricidad producida por las diversas instalaciones de generación, entre las que figuran los parques eólicos, y verter posteriormente dicha energía a la red de  distribución. El sistema ha implicado la construcción de dos edificios: uno de ellos alberga las baterías y en el otro se ubican los sistemas de control, comunicaciones y conversión de potencia.

Sager utiliza baterías de plomo-ácido avanzado que, manteniendo la robustez y el coste moderado del plomo convencional, presentan una vida útil más larga, tanto por la tecnología base como por su sistema de control innovador basado en comunicaciones inalámbricas. El proyecto de las tres firmas se ha desarrollado a lo largo de los últimos cuatro años, con el apoyo del programa Gaitek, de la Agencia Vasca de Desarrollo Empresarial, dependiente del Gobierno Vasco, SPRI y el Ayuntamiento de Vitoria.

El almacenamiento de energía está llamado a ser un elemento clave en el sistema eléctrico del futuro, ya que permitirá mejorar la calidad de la energía, asegurar la estabilidad y fiabilidad del suministro y permitir una mayor y más fácil integración en la red de la electricidad de origen renovable. Los resultados del proyecto Sager permiten avanzar en este camino y reducir los elevados costes de las tecnologías de almacenamiento.