Conecta con nosotros

Distribución

Electrofil celebra su 60 aniversario decorando su fachada con arte urbano

Publicado

el

Electrofil celebra su 60 aniversario decorando su fachada con arte urbano

Un gran mural con bombillas en las que entran personajes cargados de luz decora la fachada de Electrofil en el polígono industrial El Nevero, en Badajoz, un espacio enorme, de 58 metros de largo y más de 8 metros de altura, obra del artista Jonathan Carranza, que trabajó en la obra durante 4 y 5 días, completamente solo, después de un encargo de la empresa. Aunque es aparejador de profesión, Carranza se dedica al arte urbano desde hace 23 de sus 35 años y ha puesto en marcha su propia empresa enfocada a la decoración (Sojo, su segundo apellido y su firma) interior y exterior e ilustraciones.

Los máximos responsables de Electrofil han querido de esta manera celebrar los 60 años de la compañía, con un mural moderno y representativo en la sede central, que sirviera de tarjeta de presentación y de vínculo de la empresa con la actualidad artística más espontánea. Fue así como surgió la propuesta que ahora decora la fachada, después de poner en común entre todos las ideas que vertebraban el proyecto y que se han plasmado en una imagen de grandes bombillas como “icono de la electricidad” y personajes que portan halos de energía, haciendo un símil de la dedicación de esta empresa a la distribución de material eléctrico. Una enorme e impersonal pared de una nave industrial se ha convertido de este modo en un soporte de arte que se puede disfrutar porque está a la vista de todos.

Extremadura cuenta con una importante escuela de artistas que practican esta forma de expresión urbana, adolescentes en la década de los 90, que después se han formado en la universidad pero no han dejado esta afición. El propio artista Jonathan Carranza asegura que existen muchos espacios en las ciudades para plasmar esta forma de arte, alrededor de la que hay numerosas figuras con “mucho potencial”.