SHARE
Schneider Electric y Cisco crean nuevas soluciones que unen el IT y el OT en los sistemas de gestión de edificios

La nueva alianza establecida entre Schneider Electric y Cisco permitirá impulsar la creación de edificios inteligentes, con redes de sistemas de edificios habilitadas para IP. Gracias a la nueva solución se permite que los sistemas de gestión de edificios sean más seguros, escalables, resistentes y fáciles de gestionar, maximizando al mismo tiempo la conectividad. El objetivo final de esta alianza que permite unir la infraestructura IT y el control operacional del edificio en una misma solución de red IP, consiste en promover los edificios inteligentes, para que se conviertan en el nuevo estándar en construcción.

La solución permite mantener la disponibilidad del sistema, proporcionando más tranquilidad a los clientes y ahorrándoles tiempo y recursos. Integra múltiples topologías de arquitectura IP de EcoStruxure™ Building de Schneider Electric en los edificios, utilizando switches de la gama Industrial Ethernet de Cisco que conectan con los SmartX IP Controllers de Schneider. De esta manera, se simplifica la gestión del BMS (sistema de gestión de edificios, por sus siglas en inglés), reduciendo sus costes e integrando una única red para los sistemas IT (Information Technology) y OT (Operational Technology), y proporcionamás seguridad, con un solo proveedor tanto para IT como para OT, permitiendo identificar y gestionar anomalías o ciberataques, y reforzando la infraestructura de red con una política de seguridad basada en la identidad. Además, permite escalar fácilmente el BMS, aprovechando la red IP de alta velocidad para las operaciones en tiempo real y gestionando el incremento de datos recogidos por las aplicaciones IoT.

Con la nueva solución, el BMS también incrementa su disponibilidad, al garantizar que los fallos de red no interrumpirán los sistemas conectados, y permite identificar y resolver las incidencias de forma rápida y eficiente, con herramientas estándares para el diagnóstico de red. Ya hay muchas organizaciones que están implementando sistemas de gestión de edificios habilitados para IP para mejorar su rendimiento y su seguridad. Entre ellas, la Universidad de Notre Dame en Indiana, en Estados Unidos, que necesitaba un diseño diferencial de Smart Building que les permitiera reducir significativamente sus costes operacionales y optimizar su consumo de energía. La arquitectura del BMS instalada evita que el tráfico de datos atraviese la red IT. De esta manera, el edificio cuenta con un solo punto de conexión, que cumple con las mejores prácticas IT, con una única dirección estática IP para gestionar la red, y que al mismo tiempo permite que lleguen más datos, más rápidamente, mejorando el rendimiento de todo el sistema.