SHARE
El estadio alavés de Mendizorroza reduce su consumo energético un 20% con soluciones inteligentes

El estadio de Mendizorroza, en el que juega sus partidos el Deportivo Alavés, ha implementado múltiples soluciones inteligentes para renovar su instalación eléctrica y poder cumplir con los estándares de calidad que requiere La Liga. Schneider Electric ha colaborado en esa transformación digital que se ha fijado como meta lograr un mayor confort para los espectadores y convertirlo además en un estadio más sostenible e inteligente gracias a la posibilidad de controlar en remoto la iluminación completa, lo que ha supuesto para el club un ahorro de su consumo energético cercano al 20%.

El nuevo sistema cuenta con alarmas que permiten actuar de forma rápida ante cualquier contratiempo, reduciendo los costes de mantenimiento, y además permite controlar la instalación en remoto, desde cualquier lugar. La Liga requería que el estadio contara con unos 1.500 luxes de iluminación en vertical, 2.000 luxes en horizontal y la capacidad de restaurar el suministro eléctrico, en caso de falla, en menos de 8 segundos, garantizando 800 luxes a cámara.

Gracias a las soluciones implementadas, el recinto deportivo puede ahora recuperarse de un fallo eléctrica en menos de 5 segundos desde la falta de suministro y garantizando la retransmisión de los partidos incluso durante la misma. El equipo de mantenimiento del estadio puede controlar de forma remota y al momento toda la instalación eléctrica desde un dispositivo móvil, con gestión de alarmas en tiempo real que informan instantáneamente de cualquier incidencia producida. De este modo, el club ha disminuido notablemente los tiempos de respuesta y costes de mantenimiento, aumentando también su eficiencia energética gracias a un mejor control del consumo energético con la programación de encendidos y apagados del alumbrado en función de las necesidades, lo que ha supuesto un ahorro cercano al 20%. Todo ello garantiza la continuidad del servicio tanto para jugadores como espectadores, en el campo y desde sus casas.