Conecta con nosotros

Digitalización

8 de cada 10 pymes confían en la digitalización como vía para poder crecer en facturación

Publicado

el

8 de cada 10 pymes confían en la digitalización como vía para poder crecer en facturación

Las pequeñas y medianas españolas encaran el tramo final de este 2022 en un entorno marcado por la incertidumbre macroeconómica, pero confiadas en las buenas perspectivas de presente y futuro que presentan ciertos mercados, como es el caso del eléctrico. En ese contexto, los resultados del reciente estudio “La Pyme española en 2022: retos y aspiraciones digitales”  muestran la confianza en la digitalización como una de las palancas que pueden ayudar a alcanzar con éxito el final de año, de tal forma que 8 de cada 10 creen que es viable crecer en facturación a través de ella.

 

La digitalización, que abarca desde la presencia y la venta en Internet hasta herramientas para la gestión del negocio, se sitúa como la mejor aliada para superar con éxito los meses finales de este año convulso, según el estudio elaborado por BeeDigital. Pero para ello necesitan también apoyarse en un partner especializado y acceder a las ayudas europeas que pueden ayudarles a costear ese proceso de digitalización. Según el informe, casi la mitad de los pequeños negocios, un 48 % en concreto, creen que su número de clientes ha crecido y valoran la digitalización como un motor de ese desarrollo, que consideran actualmente obligatorio.

El impulso digital es un motivo de optimismo porque las pymes que han llevado a cabo un proceso de digitalización y han implementado herramientas tecnológicas en su negocio en los últimos años consideran que están en mejor disposición de capear estas situaciones inciertas y mantener su competitividad.

 

Cuestiones que preocupan a las pymes

Entre sus preocupaciones destacan el auge de la competitividad por parte de grandes empresas y las dificultades, tanto en habilidades como en coste, de la transformación digital. Citan la importancia de buscar vías para aumentar su volumen de ventas (63 %), alcanzar nuevos clientes (56 %) y optimizar sus procesos para ser más eficientes (45 %). También aducen barreras para implementar esa digitalización, porque hasta un 34 % manifiesta que le preocupa no disponer del conocimiento suficiente para dominar estas herramientas y al 32 % le inquieta la elevada inversión que esta pueda requerir. El aumento de la competencia de grandes empresas (33 %) completa el top tres de sus principales preocupaciones. Aunque valoran que la digitalización puede ser un impulso para aumentar los ingresos de su actividad, no siempre encuentran las condiciones necesarias para ello, también por falta de tiempo o de conocimiento para lograrlo.