Conecta con nosotros

Economía

Los fondos de litigios ven negocio en las demandas contra la reforma eléctrica

Publicado

el

La reforma eléctrica provocó una oleada de demandas de inversores internacionales en renovables

Si un tipo de fondo cuya especialidad es financiar demandas y recursos quiere comprar los derechos de reclamación de los inversores en renovables a los que ha afectado la reforma eléctrica del Gobierno, lo más probable es que haya muchas posibilidades de que las causas tengan éxito. Hasta ahora se ha contabilizado una quincena de casos ya presentados, pero podría haber como mínimo otros tantos pendientes de ser presentados. Se trata de demandas de arbitraje internacional contra España por las que ahora se interesan los citados fondos de litigios. El sistema se basa en financiar los muy elevados costes que implican estos procesos, que abarcan minutas de bufetes de abogados prestigiosos e informes técnicos imprescindibles, a cambio de obtener una parte de la cantidad que se pueda lograr si la demanda resulta victoriosa. Esta opción facilita que los pequeños inversores extranjeros puedan optar por la vía legal hasta las últimas consecuencias.

Por parte del Gobierno, la estrategia de sus representantes legales ha consistido en retrasar al máximo el proceso para que éste se alargue en el tiempo varios años, se vea encarecido y también complicado posteriormente mediante sucesivas pequeñas variaciones en la regulación que obliguen a recalcular los daños y reinvertir continuamente en estudios que actualicen los datos. Todo ello de cara a la posibilidad de que los demandantes retiren el pleito o de que sea posible llegar a acuerdos extrajudiciales con ellos. También ha solicitado la paralización de los arbitrajes, hasta que la Comisión Europea decida sobre la adecuación del sistema de primas de los años 2007 y 2010.