SHARE
Los 6 mercados exteriores con mejores perspectivas de crecimiento

Brasil, Colombia, Emiratos Árabes, Kazajstán, Senegal y Vietnam destacan como mercados con fuertes perspectivas de crecimiento y una vulnerabilidad limitada al contexto global. En un escenario con múltiples incertidumbres, derivadas de factores como las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China o la posibilidad de que no haya acuerdo entre Reino Unido y Unión Europea, es muy importante conocer qué paises ofrecen más posibilidades al intercambio comercial.

Según el último informe de Crédito y Caución los seis países citados cuentan con crecimientos sostenidos del PIB impulsados por el consumo privado y la inversión fija, suficiencia de reservas externas, tipos de cambio flexibles y estabilidad institucional. En él se añade que aunque “no son los mercados de más rápido crecimiento, experimentan un crecimiento estable o acelerado, junto con condiciones comerciales favorables y oportunidades en varios sectores”.

Es previsible que durante este año la flexibilización de la política monetaria tendrá un efecto estabilizador del crecimiento global, acompañado de un lento repunte del comercio.

En el caso de Brasil, la mayor economía de Latinoamérica, la expansión del PIB debería acelerarse, debido a que la demanda interna se está fortaleciendo y ha aumentado la confianza empresarial. Por su parte, en Colombia se prevé que el crecimiento económico seguirá siendo robusto en 2020, con un ambicioso programa de infraestructuras para las inversiones públicas e inversiones privadas respaldadas por la obtención de la candidatura a la OCDE, la reducción del impuesto de sociedades y los tipos de interés. El consumo privado se apoya en un sólido crecimiento de los ingresos y una inflación contenida. El sector petrolero se beneficiará de una ampliación de los proyectos de fracking.

En Asia central, Kazajstán presenta unas perspectivas favorables para 2020, con aceleración del crecimiento y una relativa estabilidad monetaria. El país está invirtiendo en la diversificación económica y la mejora de sus infraestructuras. Emiratos Árabes Unidos destaca por su estabilidad institucional con una economía relativamente diversificada que actúa de polo regional turístico, financiero y logístico. Cada vez con menor dependencia de los hidrocarburos, se prevé que la contribución del petróleo al PIB disminuya del 26% actual al 20% en 2021. La Expo 2020 impulsará la llegada de turistas, y los proyectos a gran escala atraerán inversión extranjera directa.

En el África subsahariana, destaca Senegal, con instituciones estables, una democracia sólida y un elevado crecimiento del PIB. La expansión económica se apoya en inversiones en infraestructuras y aumentos de la producción industrial y agrícola, lo que ofrece unos mercados fuertes. En los próximos tres años el país tiene previstas importantes reformas estructurales para apoyar la inversión privada y aumentar la diversificación económica. Por último, en Asia Oriental, Vietnam es una de las economías del sudeste asiático con mayor tasa de crecimiento, apoyado por la solidez de las exportaciones y la producción industrial. Los bajos costes de mano de obra y la existencia de zonas económicas especiales refuerzan las oportunidades de inversión para empresas extranjeras. Su capacidad de producción ha crecido de forma acelerada desde el comienzo de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.