Conecta con nosotros

Asociaciones

Las cotizadas del IBEX triplican los plazos de pago que marca la Ley

Publicado

el

La PMcM organiza una Asamblea Abierta para todas las asociaciones y empresas que sufren la morosidad

Las conclusiones del análisis llevado a cabo por la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad, PMcM, respecto de los datos publicados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores apuntan a que las empresas cotizadas pagaron en 2015 a sus proveedores en plazos muy superiores a los permitidos por la Ley 15/2010 de Lucha contra la Morosidad, en concreto liquidaron sus facturas en un periodo medio de 160 días, casi el triple de los 60 días permitidos por la norma. Por ello la PMcM acaba de hacer pública su petición al “nuevo Gobierno que salga elegido de las urnas el próximo 26 de junio, que acabe con este abuso, implantando un régimen sancionador”.

Los balances de la CNMV ponen de manifiesto que la morosidad de las compañías del selectivo alcanza los 54.110 millones de euros. Sólo en lo relativo a los intereses de demora, esta situación los elevaría a 1.196 millones de euros y un ahorro financiero de 1.065 millones de euros.

En 2015 se apreció un ligero empeoramiento del 2% en el plazo medio de pago de las empresas no financieras del IBEX, que aumentaron en cuatro días el tiempo de liquidaciones respecto al mismo periodo de 2014 y pasaron de 156 en 2014 a los 160 el año pasado. Comercio y Servicios y Construcción e Inmobiliario fueron los sectores con plazo medio de pago más elevado, por encima de los 250 y 240 días, respectivamente.

En 2015, el plazo medio de pago de las sociedades cotizadas no financieras fue de 173 días, lo que ha supuesto un incremento del 1% sobre el plazo de 2014, que fue de 171. El sector que aumentó su tiempo de liquidación fue energía, con 9%. Por su parte, los sectores de industria, construcción e inmobiliario y comercio y servicios, registraron una mejora en los plazos del -1%, -2% y -8%, respectivamente. Los datos analizados revelan que el sector del comercio y servicios es el que registra una mayor demora en la liquidación de sus facturas. Sus plazos medios de pago llegaron a los 255 días en 2015, frente a 278 de 2014. Al sector del comercio y servicios le sigue de cerca construcción e inmobiliario, con 248 días, 6 menos que en 2014; industrial, con 195, 2 días menos; y energía, con 95, 8 días más. Curiosamente contrastan con los plazos de cobro de estas mismas empresas a sus respectivos clientes. En el caso de las empresas no financieras del IBEX, se trata de periodos notablemente más reducidos: 68 días, un 8% menor si se comparan con los plazos de cobro de 2014 (74 días).

Para el presidente de la Plataforma, Antoni Cañete, “esta situación habría mejorado de haberse acometido las medidas que hemos venido proponiendo desde la PMcM, por ejemplo, la implantación de un régimen sancionador”, y también añadió que “estos datos evidencian que algunas de estas grandes compañías se financian, en cierta manera, a costa de sus propios proveedores, en su mayoría pymes y autónomos”.

Intereses de demora

La PMcM continúa expectante ante el inminente fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre la devolución de los intereses de demora a los proveedores por parte del Gobierno (unos 3.000 millones de euros), cuya renuncia fue impuesta por el artículo 9.2 del Real Decreto ley 4/2012 como condición inevitable si los acreedores querían cobrar sus facturas atrasadas en los planes de pago a proveedores. Cañete, confía en que el Tribunal reflexione sobre la naturaleza ‘voluntaria’ de la renuncia a los intereses (que argumentaba en sus conclusiones la abogada general) y dicte sentencia declarando su ilegalidad. La Directiva Europea señala explícitamente que es abusiva la cláusula de renuncia a los intereses de demora.