SHARE
Resultados del mercado de la vivienda en el segundo trimestre del año

La compraventa de viviendas ha visto como su ritmo de crecimiento se ralentiza ligeramente después de que el mes de julio haya experimentado un avance del 13,9%, en relación con el año anterior, según los datos del Instituto Nacional de Estadística. El avance interanual fue de 3,1 puntos, muy por debajo del que había gozado en junio, cuando creció un 17%. No obstante, se cumple ahora casi un año de incremento interanual consecutivo, desde septiembre de 2014, especialmente por el incremento de las operaciones en las viviendas usadas. En el caso de la vivienda nueva, las operaciones se redujeron casi un 40% respecto del julio anterior.

En lo que va de año, el mercado de la compraventa de viviendas acumula un incremento del 10,5%, en el que el retroceso de las operaciones de viviendas nuevas –más de un 36%- se ve compensado sobradamente por las que experimenta la vivienda usada –en torno a un 43% más-.

Sin embargo, esa leve desaceleración contrasta con la evolución que siguen los precios, que continúan en ascenso, ya que durante el segundo trimestre del año subieron un 4%, con respecto al mismo periodo del año anterior, y también por encima del incremento del primer trimestre, que fue del 1,5%. En este caso, el incremento de precios suma ya más de un año consecutivamente, desde el segundo trimestre de 2014, tras seis años seguidos de caídas interanuales. Según la tipología, la vivienda nueva subió un 4,9%, lo que supone el mayor porcentaje de incremento desde el inicio de la crisis, en concreto desde el segundo trimestre de 2008. En cuanto a la vivienda de segunda mano, el incremento fue del 3,8%, mientras que en el trimestre inicial del año sólo había subido un 1,1%.