SHARE
El endeudamiento de las pequeñas empresas complica su salida del COVID -19

Las pequeñas empresas presentan mayores ratios de endeudamiento que otros segmentos, lo que dificulta su capacidad de captar financiación ajena para afrontar la salida a la crisis resultado de la inactividad derivada del COVID-19. El mayor problema se registra entre las empresas de dos a cinco empleados (80,5 %), muy por encima las empresas de más de 25 empleados (57,8 %). Este dato se desprende de un estudio de Iberinform sobre el ratio medio de endeudamiento de 183.000 empresas españolas, en base a las cuentas anuales de sus tres últimos ejercicios depositadas en el Registro Mercantil.

Por sectores de actividad, el estudio apunta a las empresas de Servicios (69,1 %) y Transportes (68,6 %) como las más endeudadas frente a las de Agricultura (64,0 %) que presentan el menor ratio. Por comunidades autónomas, destaca el elevado ratio de las empresas de Andalucía (71,6 %), Castilla La-Mancha (71,5 %) y Galicia (70,5 %) frente a Canarias (58,0 %) y Melilla (57,2 %), las menos dependientes. En cuanto al tamaño empresarial en función del número de trabajadores, resulta especialmente llamativo el elevado endeudamiento que tienen las empresas que emplean entre 2 y 5 personas (80,51 %), siendo las que tienen más de 25 trabajadores, las empresas menos endeudadas.

El ratio de endeudamiento es uno de los mejores indicadores del equilibrio entre fuentes ajenas y propias de financiación. Las empresas para financiar su actividad pueden utilizar recursos propios, que son básicamente las aportaciones de sus socios o propietarios y los beneficios que se retienen en forma de reservas, y por otro lado pueden utilizar recursos ajenos, que son aportados por terceros. La combinación entre uno y otro tipo de recursos define la política financiera de la empresa, la cual puede medirse a través del denominado ratio de endeudamiento. Aunque depende mucho del sector y del ciclo de vida del producto, un ratio elevado supone una fuerte dependencia de la financiación ajena que puede comprometer la supervivencia de la empresa ante una crisis como la actual. La situación económica provocada por el COVID-19 ha provocado que muchas pymes necesiten acudir al endeudamiento.