Conecta con nosotros

Economía

1 de cada 4 empresas ha sufrido impagos significativos durante 2023

Publicado

el

Eventos que afectan a la solvencia de los clientes

El 24 % de las empresas españolas ha sufrido impagos significativos durante 2023 de acuerdo con la oleada de otoño del Estudio de la Gestión del Riesgo de Crédito en España, que impulsan Crédito y Caución e Iberinform. Esto supone un empeoramiento de dos puntos porcentuales respecto a los niveles de impacto de hace un año. De hecho, el 84 % de las empresas detecta un deterioro en los niveles de solvencia o liquidez de sus clientes

 

Como causa principal del deterioro del riesgo de crédito y de la capacidad de pago de su cartera comercial, el tejido productivo señala especialmente el incremento de la inflación (mencionado por el 63 % de las empresas), seguido del crecimiento de los costes financieros (50 %), la evolución de los costes energéticos (50 %), los problemas de la cadena de suministro (23 %) y las tensiones geopolíticas (20 %).

El porcentaje de empresas que menciona los efectos de los costes financieros sobre la solvencia y liquidez de sus clientes se ha incrementado en 14 puntos respecto a los niveles de hace un año, en línea con el endurecimiento progresivo de la política monetaria. De hecho, el 76 % de las empresas prevé que la subida de los tipos de interés afecte a sus propias capacidades para acceder a financiación. El 14 % del tejido empresarial espera que el impacto sea alto.

Las empresas prevén mayoritariamente para el cierre de 2023 crecimientos tanto de la facturación (51 %) como del beneficio (49 %), muy por encima de las empresas que esperan caídas de ambas magnitudes (21 % y 26 %, respectivamente).

1 de cada 4 empresas ha sufrido impagos significativos durante 2023

 

Casi un tercio de las empresas que se crean no subsiste 4 años después

Según los datos de otro informe reciente, también de Iberinform y Crédito y Caución, El 29 % de las empresas creadas en 2019 ya no existe. En todo caso, son tasas de supervivencia empresarial que se encuentran muy cerca de los niveles históricos a largo plazo, en los que el periodo crítico para la consolidación de una empresa tiene lugar a partir del tercer año, cuando se multiplica la mortalidad empresarial.

Lo normal es que una start-up consuma más recursos de los que es capaz de generar. La inyección inicial de capital permite a la inmensa mayoría de los proyectos empresariales cumplir sin problemas los primeros 24 meses de vida. La tasa de supervivencia es del 99 % de las empresas en su primer año y del 98 % el segundo. Sin embargo, a partir de ese punto, aquellas que no son capaces de generar números negros afrontan un futuro muy incierto. De hecho, el tercer año de vida es el que registra mayor mortalidad empresarial: la tasa de supervivencia cae más de 14 puntos hasta el 84 %. El cuarto año, el segundo peor de la serie, la tasa cae otros 13 puntos hasta quedar en el 71 %. Esto implica que uno de cada cuatro proyectos empresariales quiebra entre el tercer y el cuarto año de vida.  Otro dato indica que a partir de los quince años de antigüedad, la madurez de los proyectos incrementa sensiblemente las posibilidades de supervivencia empresarial.

1 de cada 4 empresas ha sufrido impagos significativos durante 2023