SHARE
La CNMC y el Ministerio de Consumo quieren mejorar la información sobre ofertas de energía a los consumidores

Los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia, correspondientes al pasado septiembre, aseguran que un total de 10,8 millones de pequeños clientes tenían contratada la tarifa regulada frente a los 15,8 millones del mercado libre. El proceso forma parte de un lento, pero parece que inexorable que el organismo supervisor quiere vigilar atentamente para comprobar que el consentimiento de los clientes se ajusta a la normativa obligatoria.

Según sus datos, entre julio de 2017 y junio de 2018 se realizaron 2,83 millones de cambios de comercializador en el sector eléctrico, y 0,74 millones en el sector gasista. En el informe que ahora publica, la CNMC ha detectado, entre otras conclusiones, que siguen registrándose casos en los que empresas de electricidad y gas no pudieron acreditar el consentimiento de algunos clientes al cambio de compañía. Además, 59 beneficiarios del bono social perdieron su derecho a percibirlo a raíz de un cambio de compañía.

A partir de varias muestras estadísticas, el organismo solicitó a continuación la documentación para acreditar el consentimiento al cambio por parte del consumidor. En total, se requirió a las diversas compañías que acreditasen el consentimiento de los clientes en 4.020 cambios realizados. En una primera fase se trabajó sobre una muestra de 1.560 cambios en el sector eléctrico y 1.610 en el sector gasista. Así, en el sector eléctrico, en un 3,9% de los casos existieron dudas sobre la acreditación, mientras que en el sector gasista el porcentaje se elevó a un 6,6% de los casos.

En la segunda fase, el análisis se centró en los casos que registraron cambios atípicos y con contrataciones sin consentimiento o con engaño. En estos casos, se obtuvieron cambios no acreditados superiores a los de la primera fase, medidos sobre una muestra total de 800 contrataciones. Así, en el sector eléctrico, el 0,7% de los cambios no fueron acreditados. La tasa de cambios dudosos fue muy superior, con el 37%, y fueron muy significativos los casos detectados en usuarios con derecho a bono social y que perdieron esta prestación al cambiar de compañía (59 casos). Por su parte, en el sector gasista, en el 1,5% de los cambios de compañía no se acreditó el consentimiento, mientras que la tasa de cambios dudosos fue del 3,5%.