SHARE
EcoEncuentro 2018, organizado en Madrid por Recyclia

El director general de Biodiversidad y Calidad Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica, Javier Cachón, anunció el pasado martes durante la celebración del EcoEncuentro 2018, organizado en Madrid por Recyclia, que la aprobación de la Estrategia Española de Economía Circular es inminente. Así lo dijo durante su intervención en la inauguración del evento, antes de añadir que “en dicha estrategia, desempeña un papel esencial el sector del reciclaje de residuos electrónicos, así como la figura de los productores de aparatos, a través de los sistemas colectivos de gestión”.

Cachón indicó que “se trata de un sector con un alto desarrollo tecnológico”. En este sentido, los productores deben continuar trabajando en las primeras fases del producto para fomentar el ecodiseño y la mejora de la durabilidad y generar así la menor cantidad de residuos electrónicos. “Por su parte, los sistemas colectivos son vitales para reincorporar el máximo volumen de aparatos al ciclo productivo y evitar que acaben en vertederos”, concretó. Según la normativa comunitaria, en 2035, solo el 10% de los residuos generados en Europa podrán ir a vertedero.

En esta misma línea se manifestó el consejero delegado de Recyclia, José Pérez, que aprovechó para reivindicar la contribución de la entidad a la Economía Circular, mediante el reciclaje de 241.704 toneladas de residuos electrónicos y pilas y baterías y el despliegue de más de 54.000 puntos de recogida, desde el inicio de su actividad. Pérez señaló también el reto que supone, para el sector del reciclaje, la gestión de los denominados “residuos electrónicos del futuro”, entre ellos las baterías de los vehículos eléctricos e híbridos y los paneles fotovoltaicos, dos flujos aún escasos, pero con gran crecimiento en los próximos años.

“Recyclia ha sido capaz de prever el futuro, tanto desde el punto de vista normativo como de mercado, y hoy ya contamos con sistemas maduros y probados de recogida y gestión de estos nuevos residuos”, afirmó. “A ellos se les añade también la reciente creación de un nuevo sistema colectivo denominado Tragatóner/Tragatinta, específicamente, para el reciclaje legal de cartuchos de impresión”.

Recyclia agrupa a las Fundaciones Ecopilas, Ecofimática, Ecoasimelec y Ecolum, que centra su actividad en la recogida selectiva y el reciclaje de los equipos y dispositivos eléctricos y electrónicos (RAEE) en desuso y de las pilas desechadas. La entidad ha gestionado más de 213.000 toneladas de RAEE desde 2001 y más de 23.000 toneladas de pilas y baterías usadas desde 2008.