SHARE
La multiprotección de instalaciones llega al mercado

La preocupación principal en cualquier empresa es la protección y el cuidado tanto de sus trabajadores como de los costosos equipos en los que está invertido una gran parte del capital de la compañía. Por ello es importante contar con un correcto mantenimiento de las instalaciones y sistemas de protección para evitar daños y averías que pueden desembocar en importantes pérdidas materiales y económicas.¿Realmente compensa invertir en prevención de riesgos? Indudablemente sí. A pesar de que la protección conlleve desembolsar una importante suma de dinero, la compensación frente a averías, subidas de tensiones o apagones repentinos que pueden estropear los equipos son considerables.

En temas de seguridad el mercado ofrece una gran cantidad de servicios de protección, empezando por charlas de seguridad laboral, ropa y material, pero también en tema de aseguradoras o incluso las comercializadoras eléctricas, que ofrecen seguros de protección eléctrica y gasística.

Amador Valbuena, Retelec

“A pesar de que la protección conlleve desembolsar una importante suma de dinero, la compensación frente a averías, subidas de tensiones o apagones repentinos que pueden estropear los equipos son considerables”

 

Para la seguridad de las instalaciones eléctricas, por ejemplo, existen una gran cantidad de protecciones que permiten olvidarte de éstas, ya que los equipos se encargan automáticamente de paralizar los fallos en la tensión y evitar así que los equipos sufran daño alguno. Existen infinidad de equipos magnetotérmicos y diferenciales, así como protecciones contra sobretensiones permantenes y transitorias de todas las marcas imaginables y a todos los precios disponibles. Sin embargo, en los últimos años se están lanzando al mercado los llamados multiprotectores para instalaciones eléctricas. Estos multiprotectores, como su nombre indica, reúnen distintos tipos de protecciones contra fallos en la red eléctrica y su objetivo principal es conseguir la máxima protección posible de una instalación con un único equipo, permitiendo así la reducción de espacio necesario. Sus ventajas fundamentales son:

-Incluyen diversas protecciones de forma integrada.

-El espacio ocupado en el cuadro eléctrico es menor.

-Reconectan automáticamente el suministro cuando detectan que la tensión vuelve a ser la adecuada.

-Su precio es menor en conjunto que de forma individual.

“Cada vez son más las empresas que optan por los multiprotectores que ponen a salvo la instalación eléctrica de cualquier peligro con el fin de asegurar la integridad de los equipos”

 

Normalmente el uso de estos equipos se encuentra ligado al sector industrial y de comunicaciones ya que son los sectores que utilizan una mayor cantidad de dispositivos conectados a la red. Igualmente son más propensos a tener grandes pérdidas respecto a la gran inversión que realizan y la susceptibilidad de los equipos debido a fallos eléctricos. Aunque no solo se orienta a estos sectores, la multiprotección también se extiende a sistemas de transportes o mantenimiento de instalaciones entre otros.

Cada vez son más las empresas que optan por los multiprotectores que ponen a salvo la instalación eléctrica de cualquier peligro con el fin de asegurar la integridad de los equipos. Además algunos de ellos ya cuentan con el protocolo RS485, gracias al cual se puede realizar un mantenimiento mucho más rápido y económico de la instalación. El protocolo RS485 posibilita la conexión con ordenadores y por tanto la transferencia de archivos almacenados, de esta manera se puede conocer qué fallos han ocurrido en la instalación en un tiempo determinado de la misma forma que permite saber cuántas veces ha sido útil la inversión realizada en este tipo de aparatos.

Hace unos meses Retelec lanzó el multiprotector avanzado más completo del mercado. Si bien hasta ahora existían multiprotectores que combinaban algunas protecciones, como sobretensión y subtensión permanentes y transitorias e incluso rearmes automáticos la novedad que aporta Retelec es su multiprotección inteligente, que incluye protección magnetotérmica, diferencial, sobretensión permanente, subtensión y fallo de fase. La protección diferencial es ajustable a 30, 50, 100 y 300mA., frente a otros equipos, que solo abarcan 30 y 300mA. Éste equipo inteligente cuenta con una reconexión automática una vez se haya restablecido el correcto funcionamiento en la red eléctrica. Con este sistema la instalación eléctrica permanece protegida en su totalidad, pero manteniendo una perfecta funcionalidad que asegurará el suministro eléctrico en nuestra instalación, siempre y cuando se den las condiciones adecuadas para ello.