SHARE
Eaton revela las principales causas de fallos eléctricos que comprometen la seguridad en el trabajo

La seguridad, en todas sus vertientes, es una de las cuestiones que más preocupan a las organizaciones en los últimos años. Y es que la falta de seguridad influye directamente en los flujos de trabajo y, por lo tanto, en el rendimiento y eficiencia de los procesos productivos de las compañías.

Además de asuntos tan de actualidad como la ciberseguridad, las empresas se enfrentan a otras amenazas como por ejemplo los fallos relacionados con el suministro eléctrico y, especialmente, con los arcos eléctricos que se producen en los equipos de distribución. Este tipo de sucesos son una de las principales causas de los incendios eléctricos que se originan en las empresas y que comprometen la seguridad en el trabajo. Eaton se ha propuesto explicar algunas de las causas más comunes por las que se producen estos fallos eléctricos y aportar algunas recomendaciones para preservar y garantizar la seguridad de los trabajadores.

Un gran número de los incidentes eléctricos tienen un claro componente humano. La manipulación de los equipos eléctricos es una de las causas principales de incidencias con arcos eléctricos y los efectos de éstas pueden ser extremadamente graves para las personas, ya que pueden provocar lesiones o quemaduras de diversa consideración. Además, la aparición de arcos entre el conductor y cuerpos extraños como herramientas, piezas e incluso roedores, y la acumulación de suciedad y polvo en los sistemas o un excesivo aumento del voltaje en los equipos son elementos que inciden directamente en el deterioro llegando a provocar incendios eléctricos.

Sin duda, todas estas problemáticas comprometen la seguridad de los trabajadores. En este sentido, los riesgos críticos para las personas producidos durante un arco eléctrico son aquellos relacionados con el ruido, el flujo de calor (onda explosiva) y la radiación óptica. Generalmente, este tipo de altercados se producen durante los trabajos de inspección y mantenimiento en los cuadros eléctricos y cuando se trabaja con tensión en los equipos.

Para evitar este tipo de accidentes y preservar la seguridad de los empleados, Eaton ha desarrollado la tecnología necesaria para ayudar a sus clientes a priorizar la protección de las personas, garantizando su seguridad y reduciendo el riesgo de lesiones. Concretamente, el sistema de detección de arcos eléctricos Arcon ayuda a mejorar la seguridad de los profesionales y, al mismo tiempo, asegura que el suministro de energía sea seguro, fiable y eficiente.