SHARE
Anfalum valora positivamente el lanzamiento del Programa de Rehabilitación Energética de Edificios

La Asociación Española de Fabricantes de Iluminación, Anfalum, ha acogido muy favorablemente la puesta en marcha del Plan PREE, Programa de Rehabilitación Energética de Edificios, coordinado por el IDAE y dotado con 300 millones de euros para llevar a cabo actuaciones de rehabilitación energética y disminución de emisiones de los edificios, con un gran potencial de ahorro y de incorporación de energías renovables.

 

En concreto, desde Anfalum se valora muy positivamente la inclusión de la iluminación, “como uno de los elementos en los que incidir a la hora de rehabilitar viviendas y locales, en términos de calidad de vida, seguridad, confort, y por supuesto, eficiencia energética, ahorro y sostenibilidad”. Así lo manifestó su director general, Alfredo Berges, que participó en la presentación digital que hizo la semana pasada el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía a algunas de las asociaciones más representativas del sector. Berges coincidió con el resto de participantes en señalar “la gran oportunidad que representa la rehabilitación del parque edificatorio de España, que deberán ir acompañadas de campañas de sensibilización dirigidas al consumidor final”.

El Plan PREE, Programa de Rehabilitación Energética de Edificios, se revela como un ambicioso programa, que tendrá convocatorias para acceder a las ayudas económicas en cada comunidad autónoma, y que contemplará ejecuciones en edificios y locales ya sean por empresas, empresas de servicios energéticos, administraciones o comunidades de propietarios. Anfalum quiere reivindicar la importancia de la iluminación en la edificación, “una luz que desde la aparición de la tecnología LED ha pasado a ser Inteligente, lo que facilita una gestión smart”. Berges también instó a la Administración “para que sea un ejemplo a seguir, priorizando el PREE en las actuaciones de edificios públicos, colegios, oficinas, hospitales, etc. para seguidamente actuar en el sector residencial y pequeño terciario”.

La industria de la iluminación ya está preparada para este futuro que, desde Anfalum definen como “prometedor”, porque hace años introdujo cambios en los procesos productivos y en las tecnologías aplicadas en iluminación. “La sustitución de los equipos ineficientes, y la introducción de criterios de circularidad y sostenibilidad a los procesos productivos, hacen que todas las empresas representadas en Anfalum estén preparadas para la transición verde”.