SHARE
Un informe de Schneider Electric cuantifica el potencial masivo de la energía solar en azoteas

La compañía energética Galp lanza una nueva empresa, EI-Energía Independiente, con el objetivo de ayudar a las empresas y familias de la Península Ibérica a producir su propia electricidad renovable, en lo que supone un paso más en su apuesta por la transición energética con el foco puesto en la generación distribuida de energía fotovoltaica.

 

Con este nuevo modelo quiere impulsar el mercado del autoconsumo solar y poner el énfasis en la alta rentabilidad que ofrece este tipo de instalaciones, con un 15 %-25 % de TIR y un retorno de la inversión inferior a los 5 años.

La nueva compañía apoya su solución de autoconsumo eléctrico en herramientas tecnológicas innovadoras que permiten identificar el potencial de cada tejado al detalle, monitorizar su rendimiento en todo momento y ofrecer la mayor rentabilidad de cada instalación.re ellas destacan el análisis de imagen satelital, los algoritmos de inteligencia artificial y el big data. La plataforma EI Tech2Perform es capaz de calcular la inversión óptima y su rentabilidad en base al historial de consumo, la orientación del tejado y la exposición solar de cada panel instalado, de manera personalizada y única para cada cliente.

EI-Energía Independiente ha desarrollado un simulador que permite que, en menos de un minuto, cada usuario introduzca su dirección en un mapa, seleccione el espacio en el tejado e informe sobre su consumo aproximado. Con estos datos, la plataforma ofrece un primer presupuesto aproximado y una indicación del posible ahorro en la factura. El proyecto empieza con el estudio y el diseño de la instalación, la ingeniería y el montaje de los sistemas de producción solar, incluyendo desde la gestión de permisos, licencias y subvenciones hasta la posterior monitorización y análisis continuo de la instalación. Además, la nueva compañía se apoya en la experiencia de un equipo con trayectoria internacional y proveedores de primer nivel a lo largo de toda la cadena de valor. Fabricantes, distribuidores y más de 20 empresas instaladoras se han sumado a la nueva empresa de Galp para contribuir a la reducción de emisiones y mejorar la eficiencia del sistema eléctrico.