SHARE
El IDAE ofrece detalles sobre el almacenamiento de electricidad detrás del contador

El Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía ha publicado un “Análisis de estado actual del almacenamiento detrás del contador en España”. Así lo anunció Miriam Bueno, subdirectora general de Prospectiva, Estrategia y Normativa en materia de Energía, la pasada semana durante la jornada organizada por este organismo con motivo de la Feria Genera. El estudio documenta la situación actual respecto a las baterías y otros sistemas asociados a consumidores residenciales, comerciales o industriales en España.

 

Se ocupa de aquellos sistemas de almacenamiento no conectados a la red de distribución, que funcionan en el ámbito doméstico, de pequeños negocios y de la industria, y que son de menor tamaño, aunque pueden permitir reducciones de coste de hasta el 50 ó el 60 %, en el caso de las baterías de ion-litio, según el informe. Este apartado está también contemplado en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, dentro del apartado, “Infraestructuras eléctricas, promoción de redes inteligentes y despliegue de la flexibilidad y el almacenamiento”, que cuenta con un presupuesto de 1.365 millones de euros.

En el estudio se describen también las barreras tecnológicas del mercado eléctrico, las económicas, regulatorias y de operación para su desarrollo, y se analiza su rentabilidad. Por último, se definen y muestran ejemplos de nuevos modelos de negocio vinculados a este tipo de almacenamiento, así como la cadena de valor y el posicionamiento que ocupa el sector español en esta incipiente industria.

El despliegue del almacenamiento es clave para dar flexibilidad al sistema energético y, por tanto, mejorar la integración de las energías renovables. La Estrategia de Almacenamiento Energético estima las necesidades de almacenamiento en 20 GW para el año 2030, en el que se incluye un mínimo de 400 MW de baterías detrás del contador.

 

El IDAE ofrece detalles sobre el almacenamiento de electricidad detrás del contador

 

Facilitar el despliegue con regulación y mejoras en el sistema

Miriam Bueno subrayó también que el presupuesto previsto en el Plan de Recuperación para el ámbito del almacenamiento asociado a sistemas de autoconsumo es de 110 millones y el Miteco contempla también otorgar ayudas, por hasta 125 millones, a proyectos innovadores de almacenamiento energético. Todo ello con destino a alcanzar el hito de 600 MW instalados, a través de sistemas de almacenamiento, en 2023. Durante la jornada en Genera, la subdirectora de Energía Eléctrica de la CNMC, María José Samaniego, insistió en que la digitalización de las redes permitirá que “sean más flexibles, más dinámicas, tengan una mayor disponibilidad, fiabilidad y de una manera más eficiente”, y añadió que “es necesario que la regulación también de adapte, tanto a nivel del consumidor como de la retribución de las redes”. Luis Marquina, presidente de Aepibal, asociación empresarial del ámbito del almacenamiento energético, puntualizó también que “la regulación debe ser favorable e introducir mejoras en el sistema que faciliten el despliegue del almacenamiento en el sector privado”.