SHARE
150.000 millones europeos para energías renovables, vehículos eléctricos y la renovación de edificios

La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen, explicó la semana pasada las líneas generales del Plan de Reconstrucción con el que Europa quiere combatir la crisis y reactivar la economía. Sin embargo, los detalles fueron filtrados al día siguiente a través de un documento de trabajo que reúne cifras pormenorizadas y que fue adelantado también la semana pasada por El Economista.

En el citado plan, que supondrá una cifra mínima de 1 billón de euros, se contemplan ayudas centradas en el desarrollo sostenible y la digitalización, entre las que se prevén en torno a 91.000 millones anuales para la renovación del parque de edificios, 40.000 millones más para la fabricación de vehículos eléctricos y la mitad de esta cifra para invertir en la compra de dichos vehículos, así como otros 25.000 millones para subastas europeas de energías renovables. Un portal especializado en temas europeos adelantó estos detalles que podrían ser expuestos esta misma semana.

El acuerdo verde europeo
El acuerdo verde europeo

Entre el montante dedicado a edificios públicos, se priorizan los sectores sanitario y educativo, así como las edificaciones de la población más vulnerable económicamente. También se fomentan las hipotecas ecológicas y se intentan eliminar las barreras a través de la revisión de sus normas sobre ayudas de Estado. El Plan compromete para edificios más de 90.000 millones, pero está vinculado también a otras fuentes de financiación con el objetivo de alcanzar inversiones aproximadas de 350.000 millones anuales.

En lo que se refiere a las energías renovables, el Plan concibe una inversión de 25.000 millones como parte de un plan de subastas europeas por un volumen de 15 GW, que a su vez será apoyado por el Banco Europeo de Inversiones con 10.000 millones de cofinanciación en idéntico plazo de dos años. Con respecto a la movilidad eléctrica, se quiere acelerar la fabricación con los citados 40.000 millones y fomentar la compra con 20.000 millones más. Entre los objetivos figura también fomentar la inversión de infraestructura de recarga hasta llegar a los dos millones de unidades en el año 2025.