No obstante, en la nota emitida Aedive, Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica, y Ganvam, Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos, se señala que “para cumplir con los objetivos de descarbonización, el volumen de ventas debería haber sido prácticamente el doble”, las cifras de ventas de vehículos eléctricos el pasado marzo representaron un crecimiento del 64 %, con un total de 3.414 unidades vendidas.

 

En todo caso, para ambas organizaciones “era de esperar” este crecimiento que se explica por la comparación “con un mes atípico como fue marzo del año pasado, que prácticamente contó con 15 días en blanco por el parón del país derivado del Estado de Alarma”.

De esta forma, la movilidad eléctrica, que acumula un descenso del 24,5 % en el primer trimestre, muestra signos de estancamiento, quedando lejos de las 6.000 unidades que, según ambas entidades, marcarían un comportamiento aceptable para este mes de marzo.

 

Medidas estructurales pendientes

Aedive y Ganvam se reafirman en la importancia de “garantizar la continuidad de los incentivos a la compra de estos vehículos”, por ello valoran la ampliación de los fondos de la segunda edición del Moves, así como la aprobación del presupuesto para el Moves 3, aunque también “resaltan que la electrificación necesita ponerse las pilas para alcanzar los objetivos marcados” y también reclaman más velocidad para “materializar las iniciativas con el objetivo de salvar el estancamiento del mercado”.

Entre las rebajas que demandan para rebajar la barrera del precio de adquisición de estos modelos, abogan por “un cambio en la fiscalidad que complete los incentivos directos a la compra”, y subrayan que son “medidas que si se ponen en marcha de forma inminente contribuirán a que el mercado eléctrico puro e híbrido enchufable crezca hasta las 100.000 unidades totales en 2021, de manera que sea factible cumplir con la consecución de objetivos, los cuales fijan un parque de 250.000 modelos cero emisiones en apenas dos años, cuando hoy por hoy contamos con 140.000 unidades”.

En un análisis por tipo de vehículo, los turismos 100 % eléctricos registraron durante el pasado mes un total de 2.025 unidades, lo que supone un 174 % más; si bien se queda en un aumento del 55 % comparado con marzo de 2019, la referencia pre-pandemia. Asimismo, las cifras demuestran que el mercado de las dos ruedas es uno de los catalizadores hacia la electromovilidad por las iniciativas de sharing y los negocios de reparto a domicilio.  Del mismo modo, los modelos híbridos enchufables crecen un 464 % respecto a marzo de 2020 y un 345 % más con respecto a 2019, aunque apenas representan todavía el 4 % de las matriculaciones totales; 85.819 unidades, casi un 128 %, pero a mucha distancia de las 100.000 unidades que corresponderían a un mercado sano