Circutor presenta el nuevo cargador para vehículos eléctricos eHome Link, fabricado con todo el know-how y la tecnología de la marca, que la compañía define como “la combinación perfecta entre experiencia, eficiencia e innovación”. Se trata de la nueva generación de dispositivos de recarga para ser instalada en todo tipo de contextos de carga doméstica, como un garaje privado o un aparcamiento comunitario, que ahora se presenta con una promoción especial, con 5 años de garantía y subvencionable hasta el 80 por ciento, dentro del Plan Moves.

 

El cargador eHome Link está especialmente diseñado para facilitar al usuario la recarga de su vehículo eléctrico, ofreciendo la tranquilidad de poder partir de casa con la batería totalmente cargada, utilizando una potencia de carga de 7,3kW (carga monofásica) o 11 kW (carga trifásica). El nuevo modelo incluye además, gestión eficiente de la potencia contratada, invisibilidad para el contador, protección 6 mAcc y comunicaciones RS-485. Asimismo cuenta con las prestaciones ya habituales de la gama: LEDs indicadores del estado de carga, activación remota de la carga del vehículo, potencia máxima ajustable mediante selector o compatibilidad con el gestor dinámico de potencia CirBEON.

 

Sistema para la reconexión automática

Y entre sus novedades destaca, por ejemplo, un sistema que permite la reconexión automática del contador fiscal en caso de corte por sobreconsumo, para cumplir con el Esquema 2 de la ITC-BT-52, sin tener que realizar un rearme manual del interruptor automático, desplazándonos al cuadro de protección del cargador. También cuenta con un detector para desconectar al equipo de la red principal en caso de sobretensión y evitar cualquier tipo de daño. Una vez ha desaparecido aquella, el equipo se reconecta automáticamente asegurando el correcto funcionamiento tanto del cargador como del vehículo eléctrico.

Asimismo, garantiza la continuidad en la instalación y protege a los usuarios del vehículo eléctrico en caso de que se produzca una fuga de corriente continua superior a 6 mAcc. Si existiera una fuga de corriente continua proveniente del vehículo eléctrico durante el proceso de carga, el diferencial integrado actuaría, evitando el disparo intempestivo de los diferenciales instalados aguas arriba, asegurando la continuidad de la instalación. Aún más importante, evitaría el cegamiento de los diferenciales instalados aguas arriba si la fuga es superior a 6 mAcc, protegiendo de un riesgo eléctrico tanto a la instalación como a los usuarios.