ABB E-mobility y Shell han firmado un nuevo acuerdo marco global para suministrar la gama completa de estaciones de recarga de AC y CC de la primera. La cartera abarca desde el wallbox de AC para el hogar, el trabajo o las instalaciones minoristas hasta el Terra 360, que es ideal para estaciones de servicio, estaciones de carga urbanas, aparcamientos minoristas y aplicaciones de flotas. Ambas compañías quieren llevar su colaboración al siguiente nivel para llevar la carga flexible y de calidad a millones de conductores de vehículos eléctricos.

 

El objetivo es ayudar a abordar dos de los retos para aumentar la adopción de los vehículos eléctricos. En primer lugar, la disponibilidad de la infraestructura de carga, con el objetivo de Shell de poner en funcionamiento más de 500.000 puntos de carga en todo el mundo para 2025 y 2.500.000 para 2030, ya sea en instalaciones residenciales, comerciales o minoristas de la compañía. En segundo lugar, la velocidad de carga, con la cartera de estaciones de carga de ABB, que incluye su cargador Terra 360.

Para los responsables de esta última, la colaboración supone “apoyar a Shell en la realización de su objetivo de crear una red de carga global”, y el objetivo final es “que Shell pueda seleccionar la solución más adecuada para cada caso de uso, ayudando a que más personas carguen independientemente de su ubicación”. Así lo afirma el director general de ABB E-mobility, Frank Muehlon. La multinacional ha vendido ya más de 680.000 cargadores de vehículos eléctricos en más de 85 mercados; más de 30.000 cargadores rápidos de CC y 650.000 cargadores de AC, incluidos los vendidos a través de Chargedot. Además es el socio principal del Campeonato Mundial de Fórmula E de la FIA, una serie internacional de carreras de monoplazas totalmente eléctricos. Su tecnología se utiliza en los circuitos urbanos de todo el mundo y la empresa será el proveedor oficial de cargadores a partir de la novena temporada.