Conecta con nosotros

Asociaciones

Alerta ante el incremento de falsos instaladores de aire acondicionado en las viviendas

Publicado

el

Alerta ante el incremento de falsos instaladores de aire acondicionado en las viviendas

La ola de calor que vivimos estos días en España, con temperaturas que superan los 40º centígrados en buena parte del país, junto al retraso en muchas instalaciones de aparatos de climatización que se habían pospuesto a causa de la pandemia, han generado una elevada demanda de profesionales en la materia y los consiguientes retrasos en la instalación de los equipos. Agremia,  Asociación de Empresas del Sector de las Instalaciones y la Energía, denuncia que esta concatenación de hechos ha provocado un aumento de la presencia de falsos instaladores de aparatos de aire acondicionado en las viviendas y los edificios, con lo que conlleva de riesgo para la seguridad y aumento de los casos de fraude.

 

Desde la asociación razonan que el hecho de que los aparatos de aire acondicionado se comercialicen en secciones de electrodomésticos de grandes superficies, los equipara a estos y eso implica que los propios clientes crean “que estos aparatos no requieren una instalación profesionalizada”. Sin embargo, cualquier aparato de aire acondicionado, salvo los portátiles o pingüinos, requiere de una instalación, que está sujeta a una normativa muy específica (RITE), así como el cumplimiento del Real Decreto por el que se regula la comercialización y manipulación de gases fluorados que contienen estos equipos, y la certificación de los profesionales que los utilizan. Se trata de una normativa que “implica que la empresa que instala el equipo de aire acondicionado debe cumplir una serie de requisitos que debemos conocer”, añaden.

Alerta ante el incremento de falsos instaladores de aire acondicionado en las viviendas

 

Habilitación en instalaciones térmicas

Agremia valora la necesidad de que el ciudadano conozca de primera mano “que existe una serie de obligaciones de las empresas instaladores de aire acondicionado”, y entre ellas señala que “estos equipos solo pueden ser instalados por una compañía que disponga de la habilitación en instalaciones térmicas”. Se trata de una habilitación que emite la Dirección General de Industria o equivalente de cada comunidad autónoma y que va destinada a autónomos o empresas. Por ejemplo, los instaladores eléctricos o los fontaneros no están habilitados para ello “salvo que posean la acreditación de instalaciones térmicas”, señalan desde la asociación.

También “es obligatorio que la empresa instaladora térmica disponga de un equipo recuperador de refrigerantes y envases para la recogida de forma separada. Para ello, cualquier compañía o autónomo que retire un aparato de aire acondicionado existente o sustituya el gas de un equipo, debe estar dada de alta como productor de residuos ante la Consejería de Medio Ambiente o equivalente de la comunidad autónoma”. Los residuos del equipo deben llevarse a un gestor de residuos y el obligado a ello no es el particular o propietario del equipo, sino la propia empresa instaladora.