Conecta con nosotros

Iluminación

Tendencias en iluminación inteligente para la industria en 2024

Publicado

el

Tendencias en iluminación inteligente para la industria en 2024

Ahorrar costes, mejorar la productividad y reducir el impacto ambiental son sólo algunos de los beneficios que ofrece la iluminación industrial del futuro. La migración a LED de alta eficiencia, la implementación de soluciones centradas en el ser humano y la integración de tecnologías digitales son claves para alcanzar estos objetivos en iluminación inteligente.

 

La búsqueda de una iluminación industrial preparada para el futuro implica considerar factores cruciales como la rentabilidad, el bienestar humano, la sostenibilidad y la digitalización. La migración hacia LED de alta eficiencia se presenta como una solución rentable. Las empresas que realizan este cambio pueden ahorrar hasta 114 euros por punto de luz, reduciendo significativamente su huella de carbono.

La calidad de la iluminación se revela como un factor crucial para un entorno de trabajo productivo. La luz artificial y natural en armonía, respaldadas por sistemas de gestión avanzados, ofrecen condiciones visuales óptimas. Además, las soluciones de iluminación centrada en el ser humano (HCL) emergen como una ventaja competitiva, mejorando el bienestar de los trabajadores y adaptándose a la automatización industrial. La transición a LED y la gestión eficiente pueden reducir hasta en un 85 % las emisiones en la industria. Además, la digitalización ofrece infinitas posibilidades, como la monitorización en tiempo real o la integración de IoT, permitiendo un control preciso y monitorización avanzada. La compañía Trilux ha identificado algunos de los factores y tendencias imprescindibles en la iluminación inteligente para la industria.

Tendencias en iluminación inteligente para la industria en 2024

 

Eficiencia económica, imprescindible para el negocio

En el sector industrial, persisten luminarias obsoletas e ineficientes, como las series continuas T5/T8. La sustitución por luminarias LED de alta eficiencia no solo ahorra, reduce la huella de carbono y mejora las condiciones de trabajo. La renovación de la iluminación sin inversión inicial, a través de alternativas como la “luz como servicio”, es una estrategia recomendada.

Aunque cambiar a soluciones LED puede reducir el consumo de energía, la modernización plantea preguntas sobre el cumplimiento de normas, seguridad laboral y garantías. La firma Trilux ha ideado una lista de verificación para aportar información que permita abordar estas complejidades. Además, el equilibrio entre luz artificial y natural es esencial y las luminarias regulables y el control de luz natural permiten lograr condiciones visuales óptimas las 24 horas del día con un consumo mínimo de energía.

 

El factor humano gana importancia

La calidad de la iluminación influye en un entorno de trabajo agradable y productivo. Con una distribución luminosa personalizada, paquetes de flujo luminoso adaptados y sistemas adaptables, se aumenta la concentración y se minimizan los errores. En un mundo industrial automatizado, las soluciones de iluminación centrada en el ser humano (HCL) son una ventaja competitiva. Cambiar la composición espectral para imitar la luz del día mejora el bienestar general y el ciclo de sueño y vigilia de los trabajadores.

 

Sostenibilidad: una cuestión de seguridad futura

La iluminación industrial representa el 10 % de las emisiones de CO2 del sector industrial. Reequipar con LED y gestión de la iluminación puede reducir estas emisiones hasta en un 85 %, equivalente a la capacidad anual de captura de CO2 de 11 mil millones de árboles.