SHARE
Ledvance se suma al nuevo reglamento europeo de ecodiseño y etiquetado energético

Ledvance quiere sumarse al nuevo reglamento de la Unión Europea de ecodiseño y etiquetado energético, aplicando la normativa y ofreciendo una amplia gama de alternativas eficientes, además de seguir trabajando en tecnologías de iluminación innovadoras para mejorar el ciclo de vida de los productos. El objetivo de la normativa consiste en establecer a escala europea los requisitos de eficiencia energética para lograr menor consumo energético. La norma afecta a las lámparas fluorescentes lineales T8 y T12, fluorescentes compactas con equipo de control integrado (CFLi) y algunos tipos de halógenas y llega en un momento en el que la industria de la iluminación está experimentando un notable cambio hacia productos conectados, personalizados y cada vez más eficientes, lo que está revolucionando las características de la iluminación como producto y servicio.

En consonancia con ello, Ledvance trabaja en esta revolución y quiere mostrar su apoyo a normativas como el nuevo reglamento, en la cuyo desarrollo ha trabajado de forma activa participando en los debates sobre la nueva regulación en ZVEI, la asociación de fabricantes de la industria Alemana, y Lighting Europe.

Una mejora de la representación cromática que acerca a los colores de la naturaleza
Una mejora de la representación cromática que acerca a los colores de la naturaleza

Los productos afectados por el nuevo reglamento europeo son las lámparas fluorescentes lineales T8 (0,60 m; 1,20 m y 1,50 m) y las lámparas fluorescentes compactas con equipo de control integrado (CFLi en E27, E14 y B22d), las lámparas fluorescentes lineales T12 y las halógenas (G9, G4, GY6.35 y R7s > 2700 lm). La fabricación de las FL T8 y las halógenas G9, G4 y GY6.35 seguirán estando permitidas hasta el 1 de septiembre de 2023, y el resto hasta el mismo día de 2021. Ledvance ofrece alternativas de LED para ellas, tal y como ocurre con los modelos G9, G4, GY6.35. Su director de marketing, Alberto Casado, opina que “este plazo es suficiente para preparar el cambio a nuestra tecnología LED, pero seguiremos proporcionando las fuentes de luz tradicionales el mayor tiempo posible. De hecho, los productos estarán disponibles más allá de las fechas indicadas ya que los que hayan sido puestos en el mercado previamente podrán seguir vendiéndose”.

­Respecto al nuevo reglamento de etiquetado, la novedad principal se centra en la introducción de una nueva etiqueta con una escala de la A a la G en lugar de las etiquetas tradicionales de la A+++ a la D. El reglamento de etiquetado energético se aplica a todas las fuentes de luz. Las luminarias, por su parte, no necesitan etiquetas energéticas desde el 25 de diciembre de 2019, a no ser que se consideren fuentes de luz como es el caso de las luminarias con componentes totalmente integrados, es decir, no reemplazables, que necesitarán nueva etiqueta energética a partir del 1 de septiembre de 2021.

El reglamento, que establece el etiquetado para todas las fuentes de luz, marca sin embargo varias excepciones en el caso de los productos relacionados con el uso de emergencias, fuentes de luz de baterías, obras de arte originales, equipos y vehículos de transporte militares, pantallas, dispositivos médicos y equipos marinos, que no exigen etiquetado. “Hasta ahora no existía una etiqueta de luminarias canal Trade, por lo que el cambio afecta exclusivamente a las luminarias de canal Retail y luminarias de consumidor”, aclara Casado.