SHARE
El mercado de la iluminación de emergencia crecerá más de un 7 % hasta 2024

Según un estudio de la consultora Mordor Intelligence, el mercado de la iluminación de emergencia crecerá más de un 7 % de aquí a 2024, por tres razones principalmente: la alta demanda industrial, comercial y residencial de sistemas de iluminación energéticamente eficientes, que ha disparado la utilización de fuentes lumínicas de bajo consumo en este tipo de iluminación; el énfasis gubernamental en cuanto a regulaciones de seguridad y contra incendios que implican la implementación de sistemas de iluminación de emergencia en todo el mundo; y las nuevas normativas, mucho más estrictas, para su uso en la industria.

 

Se trata de un mercado que cambiar rápidamente para adaptarse a los nuevos tiempos. La sostenibilidad y la eficiencia son quienes llevan las riendas del cambio, pero la situación en la que nos encontramos también ha incentivado un aumento del uso de esta luminaria para garantizar la seguridad física. Además, en el cambiante entorno actual en el que la seguridad gana en importancia, la implantación de sistemas de iluminación de emergencia gana en relevancia y puede marcar la diferencia en situaciones críticas. Por ejemplo, los lugares de pública concurrencia deben adaptarse de cara a un futuro en el que vuelva la normalidad a ellos, pero las medidas de seguridad tengan que observarse con mayor rigor aún. El momento el idóneo para reformular una idea de seguridad, y ligar esa iluminación con la evacuación inteligente y adaptativa, así como con sistemas punteros de prevención de incendios. Para ello, invertir en la tecnología que permita ir un poco más allá de esas regulaciones y eficiencia puede ser determinante.

Disminuir el uso de energía, incorporar nuevas formas de consumo procedentes de fuentes alternativas y, en general, hacer los sistemas más eficientes es clave para frenar el cambio climático. Esto es especialmente interesante para el sector industrial, uno de los mayores consumidores de energía en España y en el mundo. Para lograr ese objetivo es fundamental reducir el consumo de la iluminación a través de tecnología LED, en cuyo proceso se halla también la propia iluminación de emergencia. Y aún está pendiente gran parte de ese relevo, lo que ayudará a que siga creciendo el mercado, porque operadores, contratistas, instaladores y demás agentes están priorizando la sostenibilidad y la eficiencia en este tipo de luminaria. En todo tipo de edificios y también en la industria, que abarca instalaciones de mayor tamaño.