SHARE
Siemens construirá una de las instalaciones de almacenamiento de batería más potentes de Europa

Siemens construirá en la localidad alemana de Wunsiedel una instalación de almacenamiento de baterías de 100 megavatios. La planta, con una capacidad de almacenamiento de 200 megavatios por hora, está destinada a utilizar el excedente de energía renovable y cubrir la máxima demanda en la red eléctrica. La instalación de almacenamiento de energía de 5.000 metros cuadrados es capaz de suministrar electricidad a 20.000 hogares, de media, durante un año.

 

El sistema de almacenamiento de baterías de ion de litio será proporcionado por Fluence, una empresa conjunta entre Siemens y AES. Siemens se encargará de la gestión del proyecto, incluido el concepto de implementación, así como la construcción de un interruptor de media tensión y un sistema y conexión a la red de alta tensión. Entre otras cosas, la carta de intención también incluye el desarrollo de un concepto de financiamiento.

El sistema de almacenamiento planificado de Fluence podrá almacenar y liberar grandes cantidades de energía verde. Esto permitirá un uso más flexible de la energía limpia más allá de las horas de producción, incluso durante los períodos más altos de carga. Una vez que esté operativa en 2022, la instalación producirá hasta 1350 toneladas de hidrógeno por año utilizando solo energía renovable, por ejemplo, de energía solar o eólica.

Las instalaciones de almacenamiento de electricidad son un componente importante para dar forma al futuro de energía y pueden ayudar a estabilizar la red y hacer un mejor uso de la energía generada a partir de fuentes renovables que extraen energía excedente de la red y la retroalimenta cuando la demanda de electricidad es mayor. La tecnología de almacenamiento inteligente aumentará el suministro local y nacional de energía verde. Por eso estamos ampliando gradualmente la capacidad”.

Además, así se beneficia también el operador de la red de producción y exploración porque obtiene más flexibilidad para compensar las fluctuaciones de voltaje, cada vez más comunes debido a la expansión de la generación de energía renovable. Encender y apagar grandes plantas industriales en el área de la red requiere mucha electricidad y hasta ahora, el operador de red ha tenido que mantener reservas considerables. Si se pueden eliminar en el futuro, habrá un gran potencial para reducir las emisiones de CO2 en el mercado energético local.