SHARE
José Brillas Saguer - Fundador de AFME izquierd- Adriano Mones de Fe - Grupo Temper - Derecha
Don José Brillas Saguer - Fundador de AFME izquierda - Don Adriano Mones de Fe - Grupo Temper - Derecha

La Asociación de Fabricantes de Material Eléctrico ha comunicado su pesar por los fallecimientos de José Brillas Saguer y Adriano Mones de Fe (a la izquierda y derecha en la imagen, respectivamente) ambos impulsores como directivos de la asociación. Ambos han fallecido a finales de agosto, en el plazo de sólo dos días. En concreto, José Brillas fue el primer presidente de Afme y desde la propia asociación es descrito como “un emprendedor emblemático que hace casi 40 años impulsó junto con otros empresarios del sector la creación de la Asociación de Fabricantes de Material Eléctrico”.

Brillas, que falleció el pasado 26 de agosto, estuvo vinculado al sector del material eléctrico a través de la empresa familiar Comercial y Fabril Aper y su marca Starkstrom. Posteriormente, la empresa fue adquirida por la compañía norteamericana Square D. Desde Afme se recalca también, además de “su trayectoria empresarial”, la “humildad y cercanía con todos”.

Por su parte, Adriano Mones de Fe, que falleció el 28 de agosto, fue impulsor y presidente del grupo asturiano de material eléctrico Temper y formó parte de la junta directiva de la asociación durante una larga trayectoria, durante la que participó activamente en el desarrollo de la organización.

Temper se fundó en 1978 y creció como un destacado grupo que llegó a estar integrado por nueve empresas, entre ellas Phoenix Contact, OBO Betterman, Temper Portugal y Temper Polonia. En 2001 adquirió a la firma de material eléctrico Crady y sólo seis años después llegó a facturar alrededor de 700 millones de euros, con más de 400 trabajadores en plantilla. Por todo ello y su dilatada trayectoria profesional, Adriano Mones recibió diferentes reconocimientos y fue uno de los principales impulsores del Club de la Calidad en Asturias.

Desde Afme quieren hacer extensivas a las familias de ambos “nuestras más sentidas condolencias”  por ambas pérdidas, que supone una pérdida irreparable para todo el sector del material eléctrico.