SHARE
Eaton colabora con Microsoft para avanzar en los centros de datos de red interactiva

Apoyar la descarbonización de la red eléctrica y mejorar la estabilidad del sistema son dos de los objetivos que persigue la colaboración de Eaton y Microsoft, una unión que ayuda a identificar formas de que los centros de datos moneticen los activos existentes e integren más fuentes de energía renovable para ayudar a crear una red más sostenible y estable.

 

Entre los resultados de esta alianza, Eaton y Microsoft demuestran cómo los centros de datos que utilizan las capacidades de almacenamiento de energía en los sistemas de alimentación ininterrumpida (SAI), como EnergyAware SAI de Eaton, tienen una oportunidad única para apoyar los esfuerzos de estabilización de la red mediante el almacenamiento de energía, proporcionando servicios energéticos a la red. Esta oportunidad representa un componente clave en el enfoque Everything as a Grid de Eaton, ya que la compañía trabaja para ayudar a conseguir un futuro energético con bajas emisiones de carbono.

Las energías renovables suponen una complejidad adicional para la red y los centros de datos tienen una gran oportunidad de aprovechar sus activos de SAI para ayudar a aliviar esas complejidades y desafíos, a la vez que se crean nuevas oportunidades de ingresos para compensar su propio uso de energía. Dichas oportunidades tendrán implicaciones significativas tanto para los operadores de data centers como para el futuro de la red energética. Una vez que la energía almacenada en los sistemas de los data centers es aprovechada para proporcionar servicios de flexibilidad y optimización, se convierte en un activo con mayor valor, por lo que es una triple ganancia: para el operador de la red, el operador del centro de datos y el medio ambiente.

Eaton y Microsoft demostraron estas capacidades en un proyecto piloto de tecnología EnergyAware SAI en el Centro de Innovación de Microsoft en Boydton, Virginia, donde aprovecharon las capacidades de almacenamiento de energía de un SAI de Eaton alimentado por baterías de iones de litio para servir como recurso energético distribuido (DER) para los operadores de red.  Diseñaron el sistema de energía de reserva del SAI para que respondiera a las condiciones de la red y supiera cuándo recibir energía, cuándo almacenarla y cuándo descargarla con el fin de apoyar la regulación de la frecuencia para una mayor estabilidad de la red.