SHARE
Hoy arranca ePower&Building 2018, con Matelec como uno de sus puntos neurálgicos

El que Ifema define como “el mayor evento del sur de Europa en el ámbito de la edificación” reúne desde este martes hasta el próximo viernes en Madrid a 1.600 empresas expositoras y más de 80.000 profesionales provenientes de un centenar de países. Uno de sus puntos centrales es Matelec, el Salón Internacional de Soluciones para la Industria Eléctrica y Electrónica, que reunirá a una buena parte de esos expositores y que en esta ocasión llega a su decimonovena edición con incógnitas abiertas y por responder. La primera de ellas cómo responderá el mercado a una situación económica favorable, pero de cierta incertidumbre; pero también incógnitas en lo que se refiere al futuro abierto del sector y cómo evolucionarán las tecnologías y negocios incipientes; o, por último, qué repercusión puede lograr esta edición de la feria en un momento en el que la distribución y la instalación se han apuntado de lleno a la organización de pequeños eventos a los que asisten una amplia mayoría de las marcas más relevantes del sector del material eléctrico.

Hoy arranca ePower&Building 2018, con Matelec como uno de sus puntos neurálgicos

En la rueda de prensa de presentación de la pasada semana, su director, Raúl Calleja, ofreció los datos básicos del certamen, que aumenta la participación con respecto a hace dos años y quiere convertir a Madrid en la capital mundial de la sostenibilidad, innovación y tecnología para la edificación. ePower&Building se enmarca en el lema “Transforming the way we build a Green world”, y congrega en su seno a los siguientes certámenes: Construtec, Salón Internacional de Materiales, Técnicas y Soluciones Constructivas; Archistone, Salón Internacional para la Arquitectura en Piedra; Bimexpo, Feria Europea líder en servicios, networking, conocimientos y soluciones BIM; Veteco, Salón Internacional de la Ventana, Fachada y Protección Solar; Matelec; Matelec Lighting y Matelec Industry, Salón Internacional de Soluciones para la Industria y Smart Factory.

Todos ellos se concentrarán en ocho de los pabellones de la Feria de Madrid, con la Sostenibilidad, la Innovación y la Tecnología como ejes vertebradores. El certamen proporciona una gran plataforma comercial al mercado doméstico e internacional, desde la prescripción arquitectónica a la instalación, pasando por constructoras, promotoras, distribución y comercialización, facilities y proyect managers, ingenierías, etc.

En la presentación participó también el secretario general de Fenie, Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones de España, Jesús Román, que subrayó el “escenario muy optimista para las posibilidades de negocio de las empresas”, en el que tiene lugar en esta ocasión la feria. Fenie apuesta “de una forma muy decidida por la formación profesional” y en esta edición de Matelec “introducimos temas como la digitalización, el vehículo eléctrico y el autoconsumo”, añadió. En este sentido y según Román, existe un escenario “positivo, por lo que el certamen se celebra en el momento más adecuado, ya que el instalador tiene muchas incertidumbres que Matelec podrá resolver”.

Por su parte, Luís Rodulfo, director general de Cepco, Confederación Española de Asociaciones de Fabricantes de Productos de Construcción, subrayó que en el ámbito de la construcción, “este año el crecimiento se mantiene y la cifra de exportación es casi el doble que la del 2009”.  Raúl Calleja, director de ePower&Building, aprovechó para remarcar el fuerte “carácter internacional” de la convocatoria, así como su papel como acontecimiento “relevante y referente” para el sector de la edificación, que busca la “transversalidad y las sinergias”.

Esta convocatoria llega en un entorno económico muy favorable, con cuatro años de crecimiento consecutivos en la edificación residencial y un incremento de los visados de obra nueva de un 26,2% en 2017. Asimismo, las exportaciones de productos de construcción han crecido un 4% en la primera mitad de 2018, mientras que el sector de la iluminación mejoró en un 5,8% el año pasado, con una facturación de 1.441 millones de euros.