SHARE
Una campaña para fomentar la bajada de la potencia en los contratos de electricidad

La asociación Facua-Consumidores en Acción acaba de remitir por carta a la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, una serie de propuestas para el plan de contingencia para la eficiencia y el ahorro energético, entre las que se incluye la puesta en marcha de una campaña para fomentar la bajada de potencia en los contratos de electricidad.  

 

Se trata de una batería de medidas que “deben tener como objetivo actuar en beneficio del interés general y de los colectivos más necesitados, y luchar contra los abusos y la posición de dominio de un sector que gestiona un suministro esencial y estratégico”, según reza en la misiva de Facua, que defiende un modelo energético basado en la descarbonización, las energías renovables, la democratización energética, la planificación, la participación ciudadana y la no exclusión o garantía de acceso a servicios y suministros energéticos esenciales para los consumidores domésticos.

 

Hasta un 78 % de los hogares tienen más potencia de la que necesitan

La asociación propone el desarrollo de campañas institucionales que impliquen a las distintas administraciones públicas, organizaciones de consumidores y empresas eléctricas, a través de las cuáles se informe a los consumidores qué es la potencia contratada, cuándo bajarla y cuánto se puede ahorrar con ello, además de recuperar la gratuidad de la gestión por bajar la potencia contratada, una medida que estuvo vigente hasta el pasado 31 de mayo. Según una reciente encuesta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), hasta un 78% de los hogares españoles tienen más potencia eléctrica contratada de la que necesitan.

 

Creación de una empresa pública de energía

También abogan por planes de eficiencia y ahorro energético en edificios y espacios públicos, con adecuación de las temperaturas, disminución de la contaminación lumínica en las ciudades y el impulso de medidas constructivas y de adecuación y adaptación de los espacios, favoreciendo el uso eficiente de la energía desde el sector público. Y defienden el avance “hacia la creación de una empresa pública de energía y la recuperación para el Estado de las concesiones de centrales hidroeléctricas que caduquen para integrarlas en una empresa pública productora o generadora de energía, de manera que con ella puedan fijarse precios justos que contribuyan a reducir la factura de la luz”.

 

Agilizar trámites en el autoconsumo

Otro de sus reclamos se basa en el impulso a las energías renovables y en su implantación en espacios públicos y aprovechando el espacio urbano para la generación de energías limpias. Por ello también demandan “potenciar y agilizar los trámites vinculados a la contratación de autoconsumo para los usuarios domésticos, ya que actualmente se demoran en el tiempo debido a la falta de agilidad administrativa”. Sugieren también la revisión al alza del precio que se paga al usuario doméstico por la compensación de sus excedentes, además de promover y agilizar los trámites de autoconsumo colectivo en comunidades de propietarios vinculándolo a los planes de rehabilitación en edificios antiguos.