SHARE
Un informe de Naturgy cifra la inversión de las grandes eléctricas en 11.000 millones, entre 2016 y 2018

Según un informe elaborado por Deloitte para Naturgy, en torno a la situación económico financiera de las principales compañías eléctricas, entre todas ellas invirtieron más de 11.000 millones en España en el periodo que va de 2016 a 2018. En ese grupo de compañías se incluyen a las 5 grandes: Iberdrola, Endesa, EDP, Viesgo y la propia Naturgy. En concreto, la cifra se eleva a 11.021 millones de euros, de los que 1.150 millones correspondieron a I+D+i. Entre 2016 y 2018, la cifra de inversión en esta partida en actividades eléctricas creció en torno a un 40 %. En el informe se adelanta también un porcentaje de rentabilidad económica para el mismo periodo, que se cifra en el 3,62% anual, mientras que en lo relativo a las actividades desarrolladas en régimen de libre competencia (generación y comercialización) se creció en torno a un 0,51 % anual para el mismo intervalo de tiempo

Deloitte también estima que menos de la mitad de la cifra de negocio de estas mismas compañías procedió en 2018 de su actividad en España, en torno a 41.000 millones sobre 96.000. En este último ejercicio, los resultados sufrieron el deterioro de los activos, directamente relacionado con el proceso de transición energética y descarbonización de la economía. Además, ese porcentaje se reduce mucho, hasta el 1,7 %, si tenemos en cuenta el resultado neto, en cuyo caso tan sólo 53 millones de los 3.155 millones de euros obtenidos tienes que ver con sus actividades eléctricas en España.

Otro informe de la Fundación Naturgy permite destacar el crecimiento de la demanda energética en el periodo 2014-2018, lapso en el que aumentó 10,35 teravatios hora, mientras que la producción se redujo 6,5 teravatios hora. Por lo que se refiere a las energías renovables, los datos del balance afirman que la potencia instalada en 2018 suponía el 52 % del total y la producción se mantenía en torno al 42 %. La retribución en forma de primas fue en 2018 de 7.236 millones de euros, de los que los productores de energías renovables recibieron 5.701 millones. Desde el año 2000, la cuantía total de la retribución específica ha sido superior a los 84.000 millones de euros.

El informe también se refiere al déficit del sistema eléctrico, que valora en más de 40.300 millones entre 2000 y 2013, mientras que desde ese último ejercicio se ha generado superávit, de tal forma que la deuda total se ha visto aminorada a 16.602 millones a final del pasado año.