Conecta con nosotros

Energía

España, en entredicho por los objetivos de renovables para el 2020

Publicado

el

El Gobierno aprueba la convocatoria de la nueva subasta de 3.000 MW renovables

España se retrasa respecto a los compromisos de implantación de las energías renovables o eso es lo que parece. La disonancia entre los datos que ofrece el Gobierno y los que publica Eurostat está creando cierta inquietud en la Comisión Europea, que observa como más de dos tercios de los países miembros cumplen con la senda prevista y otros, como es nuestro caso, después de partir en una posición de clara ventaja, no parecen avanzar lo bastante como para cumplir ni mucho menos con los objetivos. Así Eurostat asegura que España ha alcanzado un porcentaje del 15,4% de energía procedente de fuentes renovables con respecto al consumo total, pero aún sigue lejos del 20% necesario para el año 2020, mientras que algunos otros países como Suecia o Dinamarca prácticamente ya están en el objetivo.

El problema fundamental es que en los últimos ejercicios el incremento es casi nulo, porque el año pasado apenas se efectuaron instalaciones de energías renovables y la generación incluso se redujo en relación con un año antes. Tampoco este año parece que el panorama vaya a ser nada diferente. El Gobierno dice que cumplirá el objetivo, tal y como se prevé en la Planificación energética 2015-2020, pero ésta no está aún aprobada y las cifras que el Ejecutivo ofrecía respecto a 2014 –un porcentaje del 17,1%- están muy lejos de las oficiales de Eurostat de 2013 – un 15,4%- y la falta de instalaciones nuevas en ese periodo pone en duda que se pueda haber llegado a la segunda, con una diferencia tan amplia respecto a la primera.

Así las cosas, el objetivo 2020 exige a España instalar 6,6 gigawatios de nueva potencia instalada, cantidad muy complicada con la actual moratoria renovable. Se espera aprobar en breve subastas para 200 MW de biomasa y 500 MW eólicos, que no alcanzarían esos volúmenes de potencia, y comoquiera que además las previsiones de crecimiento económico han aumentado y eso prevé también un incremento del consumo energético, las previsiones del porcentaje de renovables también tendrían que crecer, lo que llevaría el objetivo aún más lejos.

Las previsiones de la Unión Europea colocan a Francia, Holanda, Luxemburgo, Malta, y Reino Unido en mala posición para cumplir. Algo mejor pero también con dificultades estarían España y Bélgica, mientras que Hungría y Polonia dependerían de que se cumplieran previsiones muy optimistas en relación con la demanda. El resto, 19 países, cumplirían los objetivos. Pero respecto a España, la Agencia Europea del Medio Ambiente también subraya lo incoherente de mantener objetivos ambiciosos en un contexto de parón renovable, tras la eliminación de las primas y las trabas normativas que reciben continuamente las energías renovables.