SHARE
El recibo se encarece un 3,5% en noviembre y acumula seis puntos de subida en 2015

Facua-Consumidores en Acción acaba de anunciar su último análisis del mercado, según el cual recibo de la luz del usuario medio ha sufrido una subida mensual del 3,5%, pasando de los 73,97 euros de octubre a los 76,59 euros de noviembre. La organización demanda a los partidos políticos que concurrirán a las Elecciones Generales que se comprometan a dar un giro de 180 grados en la política energética regulando las tarifas sobre la base de sus costes reales. Con esta subida, la factura eléctrica acumula casi seis puntos de subida (un 5,8%) con respecto a los once primeros meses del año pasado. El estudio de Facua pone de manifiesto que el recibo medio ha pasado de 72,49 a 76,66 euros mensuales (impuestos indirectos incluidos), un incremento de 4,17 euros que ponderados en un año representan 50,04 euros.

En lo que se refiere al precio del kWh de energía consumida, en noviembre ha experimentado una subida mensual del 4,8%. La media entre el 1 de enero y el 30 de noviembre de 2015 ha estado más de siete puntos (7,4%) por encima de la de los once primeros meses de 2014. Ha pasado de 14,52 céntimos/kWh (11,42 más impuestos) a 15,60 céntimos/kWh (12,26 más impuestos).

El Gobierno ayuda al sector a subir un 30% sus márgenes

Facua considera un escándalo que el Gobierno haya ayudado a las eléctricas a aumentar sus márgenes un 30% en menos de un año, tal y como ha revelado el último informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Un incremento que se ha producido como consecuencia del nuevo sistema de fijación de precios impuesto por el Ministerio de Industria en marzo de 2014 tras la eliminación de la tarifa semirregulada denominada TUR (Tarifa de Último Recurso). La asociación denuncia la injustificada carestía de la luz en España, fruto de un mercado mayorista que favorece la especulación con los precios, hinchados por el oligopolio de las grandes eléctricas. Para colmo, el nuevo sistema de facturación impuesto por el Ministerio de Industria, con una tarifa distinta cada hora para quienes tengan instalados contadores con telegestión, provocará más subidas ya que se pagará más cara la electricidad en los horarios con mayores niveles de consumo.

La organización de consumidores lamenta que el Gobierno legisle al servicio de los intereses de las eléctricas en vez de intervenir el sector con una tarifa totalmente regulada que se fije periódicamente sobre la base de los costes reales de la producción energética. Según el análisis de Facua, el recibo del usuario medio (consumo de 366 kWh/mes y potencia de 4,4 kW) ha pasado de los 76,01 euros mensuales de noviembre de 2014 a los 76,59 euros de este noviembre, una diferencia al alza de 58 céntimos.

La asociación viene reclamando al Ejecutivo una intervención contundente en el sector para que las tarifas se establezcan sobre la base de los costes reales de la generación energética y los usuarios dejen de ser víctimas de prácticas oligopolísticas. También reclama una auditoría histórica del déficit de tarifa y un cambio legal para prohibir la puerta giratoria mediante la que las eléctricas fichan a expresidentes, exministros y otros altos cargos gubernamentales y los gobiernos incorporan como altos cargos a exconsejeros de estas compañías.