SHARE
AEGE plantea modificar las subastas de interrumpibilidad

La Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía (AEGE) ha planteado la modificación de las subastas de la interrumpibilidad para que “permita una visibilidad a medio plazo”, lo que consideran que facilitaría a la industria el acceso a un suministro eléctrico “competitivo, estable y predecible” tal y como reflejan las normas de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Esto supondría cambiar el mecanismo implantado el año pasado, según el cual una subasta competitiva organiza en una serie de bloques que se asignan a los interesados dispuestos a cobrar una compensación menor.

AEGE valora como eficaz el mecanismo mediante subastas “porque somete a la industria a competencia para la prestación de este servicio”, pero también añade la conveniencia de “plantear otras alternativas” que tengan que ver con cuestiones como la duración de la prestación del servicio o la dotación económica. En el comunicado emitido por la asociación se añade que, “la industria electro-intensiva española requiere una política energética que le permita competir en igualdad de condiciones con sus competidores internacionales”. Pero según AEGE hay una diferencia con países como Alemania y otros países europeos que “tampoco tienen que realizar esfuerzos tan exigentes para lograr precios eléctricos competitivos”. En todo caso, AEGE pone de manifiesto su confianza en que “la experiencia obtenida a través de estas subastas y las realizadas el año pasado ayude a consolidar y optimizar el sistema de asignación”. La última subasta por cuenta de Red Eléctrica de España para adjudicar a los grandes consumidores de luz el servicio de interrumpibilidad para 2016 concluyó con el pago de 502,78 millones de euros a los 132 pujadores participantes. El servicio de interrumpibilidad consiste en que se ofrece un pago a los grandes consumidores de luz a cambio de detener su actividad en los momentos en los que exista saturación en el sistema eléctrico.