SHARE
1 de cada 3 distribuidores confía en crecer “en dobles dígitos” en 2021

La quinta edición de la encuesta que la Asociación Nacional de Almacenistas Distribuidores de Material Eléctrico realiza entre sus empresas asociadas ofrece resultados optimistas en lo que a las previsiones de futuro se refiere.

 

La estimación de ventas que efectúan los encuestados considera que el 35 % creen que el mercado crecerá un 10 % durante el próximo ejercicio. Alrededor del 40 % valoran ese crecimiento aproximado de entre el 1 y el 10 %, mientras sólo un 9 % cree que 2021 será similar al actual 2020 y un porcentaje algo mayor, del 16 % cree que los resultados del próximo estarán por debajo de los del actual.

La encuesta, que quiere medir el alcance e impacto de la pandemia en las empresas, se realizó entre el 1 y el 4 de este mes de diciembre y participaron un total de 43 compañías, alrededor del 62 % de los socios de Adime. Por lo que se refiere a 2020, la variación de las ventas hasta noviembre se sitúa en torno al -9,5 %, porcentaje similar al -10 % que los encuestados aventuran como previsión para final de año. También noviembre baja casi un 8,4 % con respecto al mismo mes del año anterior.

En relación con otros efectos provocados por la pandemia, la actividad se ha mantenido presencial para más del 70 % de los consultados, aunque Adime hace incidencia en los progresos en términos de digitalización, “que avanzará aún más en los próximos meses y será elemento clave y decisivo en la supervivencia de todas las organizaciones”. Sobre morosidad, los distribuidores sitúan los impagos o aplazamientos en torno al 4 %, algo por encima de lo valorado en anteriores entregas, también con la pandemia de por medio.

 

Impacto del teletrabajo y la digitalización en las empresas

En relación con el ámbito laboral, 3 de cada 4 empresas ya no tienen personal afectado por expedientes de regulación de empleo, aunque casi alcanza el 30 % el porcentaje de plantilla en las empresas que mantienen el teletrabajo. No obstante, se trata de un valor que difiere mucho según el tamaño de las organizaciones y la estrategia de recursos de cada negocio.

Más del 95 % de los consultados aseguran también haber activado herramientas digitales, como mínimo, en un área de su empresa. Lo que ya era un hecho habitual en el ámbito de la logística, la administración o las compras, se ha incorporado masivamente al área comercial, en el que se considera “una apuesta de futuro para mantener y crecer en esta nueva realidad. Y sobre las necesidades digitales principales pendientes y en proceso, destacan la gestión a través de ERP, así como el impulso al e-commerce. Desde Adime concluyen que “nos encontramos con un panorama que nos obliga a estar conectados, si o si y, a cambiar dinámicas ancladas que antes nos resultaban eficientes, pero que ahora simplemente ya no son útiles”.