SHARE
Webinar sobre el “Nuevo panorama del sector residencial”

El debate organizado por Schneider Electric para analizar el “Nuevo panorama del sector residencial” ofreció una visión optimista y esperanzadora del mercado, con la construcción lista para ser uno de los motores que impulsen la reactivación y la recuperación económica. Durante 90 minutos, varios expertos debatieron sobre ese escenario de la edificación, tanto en el caso de la obra nueva como de la rehabilitación y especialmente orientado al rol que deben desempeñar los instaladores y la ayuda y el soporte que pueden recibir de otros colectivos, como los fabricantes de material eléctrico.

 

Daniel Cuervo, director general de Asprima, Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid; Miguel Ángel Gómez, presidente de Fenie, Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones de España; Laura Núñez, CEO y Fundadora de Plan Reforma; y Jesús Requena, director de Marketing y Desarrollo de Negocio de Home & Distribution de Schneider Electric fueron los participantes de un encuentro que contó con la participación de Instaladores 2.0 para ser moderado.

Webinar sobre el “Nuevo panorama del sector residencial”

Tanto desde el ámbito de la reforma como desde la obra nueva, las visiones son claramente optimistas. Para Laura Núñez, “hemos sufrido caídas del 70 %, pero una vez pasado ese período, ahora no hacemos una desescalada, sino una escalada ante la avalancha de reformas”. En su opinión, la situación no es comparable a la de 2008, “las empresas están ahora más organizadas”.

Para Daniel Cuervo, “la compraventa de viviendas no ha tenido un mal comportamiento hasta la llegada del COVID-19, lo que ha pasado es que los ritmos se han ralentizado nada más, pero el mercado ahora vuelve a retomar su velocidad. Aprendimos de la crisis anterior y ahora estábamos más preparados y hemos sido capaces de soportarlo cómodamente”.

«El horizonte es esperanzador, pero hay dificultades y el intrusismo también será un problema añadido si no se pone una solución», Miguel Ángel Gómez, Fenie

 

En el caso de la instalación la situación es diferente, en opinión de Miguel Ángel Gómez. “Hay muchas empresas que lo están pasando muy mal, incluso se ha hablado de porcentajes de hasta el 30 % para la desaparición de empresas en algunas zonas. Sería terrible, esperamos que no exceda del 5 % a nivel nacional. El horizonte es esperanzador, pero hay dificultades y el intrusismo también será un problema añadido si no se pone una solución”, y añade, “soy optimista, pero necesitaremos adaptarnos rápidamente, porque no todas las empresas ni todos los trabajadores valen para todos los tipos de trabajo”.

Para Jesús Requena, “nosotros hemos crecido mucho en algunos ámbitos, en la reforma más del 50 % y vemos mucho futuro al sector de la rehabilitación, con fondos europeos de hasta 80.000 millones dedicados a la edificación”. El objetivo también es fortalecer al propio instalador, “no sólo técnicamente, sino ayudarle también con herramientas comerciales”.

“Desde Fenie estamos preparando con el Ministerio un plan específico para promover la reforma en la edificación”, puntualiza Miguel Ángel Gómez. El objetivo después será hacerlo llegar a todas las comunidades autónomas. “El usuario lleva varios meses en su casa y ahora quiere reformarla, mejorarla y tiene ahorros para hacerlo”. Laura Núñez añade que “la reforma es un mercado más estable y puede ser muy interesante para la empresa instaladora, fluctúa menos que la obra nueva y el 50 % conlleva algún tipo de revisión de la instalación eléctrica”.

«De las 160.000 viviendas en construcción ahora mismo, un 85 % ya están vendidas, de modo que la situación es de cierta comodidad», Daniel Cuervo, Asprima

 

Daniel se apoya en cifras, “venimos de 34.000 visados en 2014, el nivel más bajo, y en 2019 cerramos con 116.000, producción por debajo de la demanda, que excede las 130.000 viviendas. La Administración debe ayudar con ayudas o descuentos a la compra, especialmente a los jóvenes. De las 160.000 viviendas en construcción ahora mismo, un 85 % ya están vendidas, de modo que la situación es de cierta comodidad y las empresas no están muy endeudadas”. “A la expectativa”, define la situación Laura Núñez.

Miguel Ángel Gómez considera que “hay que verlo como una oportunidad. Necesitamos mejorar mucho las redes en los edificios antiguos y las zonas rurales. Llevamos un retraso importante respecto a otros lugares de Europa y, además, cada vez se va demandar más la fotovoltaica, el Hogar Inteligente, existen ya aplicaciones sencillas y económicas”. E interviene entonces Jesús Requena, “cuando les presentamos las soluciones, a veces los promotores nos preguntan cómo pueden comercializarlas, necesitamos darles formación”.

Según Laura Núñez, “a veces se echa en falta un marketing con un mensaje aspiracional”,

Webinar sobre el “Nuevo panorama del sector residencial”

La formación surge como una necesidad permanente para los profesionales. Miguel Ángel Gómez cree que “los instaladores siempre estamos en formación continua y la Administración debería apoyar la adopción de regulación de una manera más rápida”.

Dentro ya de las conclusiones del debate, Jesús Requena es concluyente, “estamos en un mercado apasionante, el mercado y el mundo van a ser más eléctricos y tenemos que tomar parte como actores, es nuestra responsabilidad. La tecnología nos lo permite, desde el punto de vista de la Eficiencia Energética y también de la ansiada Transición Energética. Hay que tender a especializarse y a atraer el talento joven que necesitamos para los próximos años”.

“Hemos sufrido caídas del 70 %, pero una vez pasado ese período, ahora no hacemos una desescalada, sino una escalada ante la avalancha de reformas”, Laura Núñez, Plan Reforma

 

Para Laura Núñez, la clave está también “en las generaciones que vienen, nativas digitales, todo lo quieren controlar desde el móvil. La digitalización está ahí, y los nuevos consumidores demandan continuamente más tecnología, Smart Home, ecommerce…”. “También los menos jóvenes, para ellos también es la tecnología”, puntualiza Jesús Requena.

Según Daniel Cuervo, “el futuro pasa por apostar por la tecnología y la sostenibilidad. Y la eficacia también. El sector inmobiliario se va a basar en ellas, pero quiero transmitir un mensaje de tranquilidad, todo se va a mantener, quizá con algo de impacto, pero será mínimo.

«Estamos en un mercado apasionante, el mercado y el mundo van a ser más eléctricos y tenemos que tomar parte como actores, es nuestra responsabilidad», Jesús Requena, Schneider Electric

 

En todo caso, mejorar dependerá no sólo de esto y de las ganas del sector, también de las ayudas de la administración y que se vea a nuestro sector como uno de los motores de la recuperación”.

Finaliza Miguel Ángel Gómez con un mensaje también más ambivalente, “no dejo de ser optimista, aunque hay un cierto grado de pesimismo y todavía tenemos que ver el impacto del COVID-19 en el sector. Veo un futuro esperanzador, pero todavía algo incierto”.