SHARE
Javier Martínez es presidente de Instagi desde 2005

Javier Martínez es el presidente de Instagi desde 2004. Un modelo de asociación en todo lo que tiene que ver con programas e iniciativas que orientan en la gestión a sus empresas asociadas, entre otros asuntos. Con seguridad está en el podio de honor de las que más han avanzado en este apartado y que, por eso mismo, pueden servir de faro y guía en muchas iniciativas a las demás. Javier Martínez, presidente de la asociación que agrupa a los instaladores de Gipuzkoa, hace un recorrido por ellas, después de afirmar que “una de las carencias de las empresas instaladoras es la relacionada con aspectos de gestión”. Esa experiencia le ayuda a explicar con notable clarividencia en las 4 frases de un párrafo, cómo se aplica el concepto abstracto de la “inteligencia competitiva” a una pyme instaladora.

 

Instagi ha incidido especialmente en los últimos años en ayudar a sus empresas en términos de gestión empresarial, ¿es esa una demanda muy marcada dentro de las empresas instaladoras de Gipuzkoa? ¿En qué términos se desarrolla preferentemente?            

Ayudamos a las empresas en aspectos técnicos porque ese es el carácter fundamental de la asociación, pero no debemos olvidar que una de las carencias de las empresas instaladoras es la relacionada con aspectos de gestión. En este sentido Instagi, como otras asociaciones sectoriales, ayuda a las empresas con propuestas avanzadas y adaptadas al sector, como lo ha hecho recientemente con el proyecto Elkano, en colaboración con Innobasque.

Mira, te voy a poner un ejemplo. La semana pasada nos ha llamado una empresa para que le orientemos y valorar si está gestionando bien, si tiene bien determinados sus precios, si su estructura económica es sostenible. A eso también le ayudamos, porque nos lo pide y porque sabemos hacerlo o buscamos aliados.

 

¿Cree que esa mejora de la gestión ha ayudado a superar la crisis de mejor forma?            

Hace casi veinte años junto al resto de gremios de la construcción de Gipuzkoa y con el apoyo de la Diputación de Gipuzkoa, creamos un sistema de aseguramiento de la actualidad que se llama K-21. Hay muchas empresas que lo implantaron. Algunas de ahí evolucionaron a implantar y certificarse en normas ISO. Algunas incluso han trabajado aspectos de gestión relacionados con la excelencia. No es un seguro al cien por cien para superar una crisis, pero sí es comprar muchos boletos, si bien es verdad que hay quien se gestiona «por milagro» y ha triunfado.

 Instagi valora como vital la información de interés para sus asociados

Esa evolución les ha llevado a destacar en conceptos de gestión modernos como la “inteligencia competitiva”, ¿cómo se podría vincular esa idea abstracta en el contexto cotidiano de una pyme instaladora?               

Instagi trabaja entre otras areas en la de la información. Es vital para nuestras empresas asociadas. Como otras muchas otras asociaciones identificamos, obtenemos, analizamos y difundimos información. Ahora estamos automatizando y sistematizando estos procesos.

Hace unos meses me contaba una persona que trabaja en Instagi que un asociado le había hecho una consulta. La respuesta a su consulta está en Internet, pero lo que realmente nos pedía este asociado es que fuéramos su buscador en Internet. O sea no quiere que le aparezcan nueve páginas, sino que quiere dar en el clavo a la primera. Este asociado ha identificado la información que necesita y sus fuentes, la ha obtenido, y si la analiza y le permite tomar decisiones estratégicas, sistematiza y automatiza este proceso, está utilizando inteligencia competitiva.

 

Instagi cuenta, por ejemplo, con un programa de “transmisión de negocios” y otro de “planificación estratégica” para sus empresas, ¿qué debilidades y carencias tienes las empresas instaladoras en ambos ámbitos?            

Una de las lecciones aprendidas de los años de crisis en el sector ha sido que ha habido muchas jubilaciones anticipadas por obligación de la situación. Ha habido empresarios autónomos con un operario que, aparte de tener que dejar su actividad, han tenido que pagar indemnizaciones de los operarios que tenían. Si somos capaces de articular medidas para que estos empresarios consigan transmitir sus empresas, probablemente mejoraremos la competitividad de la que adquiera su negocio y el empresario que se retira no perderá dinero, tal vez lo gane. Es tratar de jugar a ganar-ganar, algo que nuestros vecinos del País Vasco Francés llevan haciendo sistemáticamente desde hace veinticinco años con éxito.

Sobre planificación estratégica, te digo lo mismo que sobre otras areas de gestión. Pensar y planificar lo hacemos todos. Cuando quieres hacerlo sistemáticamente, mejorar a través de este proceso, hacer seguimiento y control del mismo, modificarlo, gestionarlo para conseguir mejores resultados, necesitas ayuda de alguien que sepa, porque en nuestras empresas podemos tener muchas preocupaciones, pero no necesariamente respuesta para todo. En Instagi disponemos de personas que saben y nos ayudan también en este área.

 La asociación ha trabajado en un programa de relevo generacional para sus asociados

¿En qué términos considera que debe plantearse el “relevo generacional” en empresas como las que están asociadas a Instagi? ¿Cree que las pymes, en un ámbito nacional, necesitan este tipo de servicios?

Nosotros planeamos el relevo generacional como una de las medidas para transmitir empresas. Este ha sido el caso mas habitual, el de padres a hijos o el de el empresario a trabajadores. Lo estamos ampliando a los casos de un empresario hacia alguien que empieza su actividad, un desempleado o un estudiante que finaliza sus estudios, por ejemplo, o incluso a una empresa ya en activo que contempla cómo ampliar su cartera de clientes le hace ganar en competitividad.              

Todas las pymes de todos los pueblos y ciudades necesitan ayuda en esos procesos, porque no son expertas en los trámites que conllevan, o en algunos casos necesitan ponerse en contacto unos con otros. Esa puede ser una de las ayudas que ofrece una asociación, y desde luego Instagi lo hace.

 

Otra iniciativa innovadora es la mesa periódica en la que reúnen a distribuidores, fabricantes e incluso el propio Gobierno Vasco, ¿qué progresos suponen estos encuentros y en qué medidas se sustentan?               

Esta es una excelente iniciativa de cooperación público privada. Un grupo de trabajo que se creó en noviembre del año pasado en el que participan fabricantes, almacenes, OCAs, empresas instaladoras, ingenierías, y el propio GobiernoVasco y que se reúne para generar iniciativas para relanzar la actividad en el sector de las instalaciones eléctricas.              

En estos momentos el Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco está enviando cartas a las comunidades que tienen contratada una potencia que supera los 100kW para recordarles que no han inspeccionado su instalación, o no han corregido los defectos encontrados, avisándoles de una posible sanción. Este proceso se está acompañando de una campaña de divulgación en prensa y de jornadas dirigidas a administradores de fincas, presidentes de comunidades, hosteleros, hoteleros, comerciantes, responsables municipales, que deben conocer esta obligatoriedad porque son los siguientes en este proceso.               

Todos hemos entendido que todos nos beneficiamos en algo de este proceso y que para ello estamos dispuestos a poner algo de nuestra parte.

 

Instagi cuenta también con un innovador programa sobre el cálculo precio/hora para la actividad instaladora, ¿puede contarnos sus líneas más generales?

En muchas asociaciones ya conocen una hoja de cálculo que creamos para ayudarnos a calcular el precio hora de la mano de obra. Ahora, con el apoyo del Gobierno Vasco, hemos convertido esa hoja de cálculo en un versátil pero a la vez sencillo programa que facilita de forma muy sencilla y rápida realizar cálculos para saber si lo estamos haciendo bien en cuanto a precio hora y a márgenes de materiales.

Conocer esto es básico para la empresa y por eso hemos generado un curso on line para que el que quiera utilizarlo, pueda aprender a hacerlo, con o sin tutoría.

Utilizar el programa es gratis y el curso on line creo que lo vais a ofrecer vosotros desde vuestra plataforma y nosotros desde la web de Instagi para nuestros asociados.

 

¿Cuál es la experiencia global de todo este proceso que se podría denominar como “vigilancia tecnológica?               

Para nosotros, en Instagi, es básico convertir la información que obtenemos en conocimiento para tomar decisiones y anticiparnos o adaptarnos a los cambios. Eso nos ha hecho reorientar algunas de las áreas de nuestra actividad, como la formación e información técnica, y el asesoramiento. Nos ha llevado a generar algunas nuevas líneas de actividad y desprendernos de otras.

 

¿En qué medida lo comparten con el resto de asociaciones del País Vasco? ¿Y a nivel nacional?

Instagi es una asociación siempre dispuesta a compartir. A nivel del País Vasco, el contacto entre las asociaciones es fluido a través de nuestra federación, Fevie. A nivel del estado, cualquier asociación tiene las puertas abiertas de Instagi y nosotros mantenemos contactos con las que se muestran más innovadoras y alineadas con nuestros valores como organización.