SHARE
El 80% de los instaladores no aprueba la venta directa

Al 38% de las empresas instaladoras de la Comunidad de Madrid le gustaría recibir formación especializada en gestión empresarial, especialmente en las cuestiones relativas a impuestos, la tramitación telemática o la normativa legal del trabajador autónomo. Asimismo, uno de cada tres encuestados asegura que en 2018 le gustaría poder cursar alguna formación especializada en protocolo KNX. Otras de las necesidades formativas se centran en la gestión de impagos (para un 20% de los encuestados) o cursos sobre pararrayos (14%). En el apartado “Otros” se engloban un 18% de las respuestas. Todo ello se desprende de los datos obtenidos por el Primer Informe de la Profesión Instaladora “El Instalador en 2018”, impulsado por Apiem, Asociación Profesional de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y de Telecomunicaciones de Madrid, junto con Telematel. Para el coordinador del estudio, Fede de Gispert, “el informe revela que el sector de la instalación eléctrica muestra interés por la formación continua y se informa sobre cuáles son las últimas tendencias tecnológicas que pueden abrirle vías de negocio”.

Por su parte, el Informe de la Prospección y Detección de las necesidades formativas 2017 del Servicio Estatal Público de Empleo apuntan a cuestiones como la domótica, la robótica, los conocimientos de la alta tensión caliente, la aparamenta eléctrica, la iluminación LED o el vehículo eléctrico como las prioritarias entre las necesidades formativas detectadas  en competencias técnico profesionales dentro del sector de la electricidad y electrónica. Del mismo modo, este informe concluye que el conocimiento de idiomas, ofimática y TIC, conocimientos financieros, jurídicos o de funcionamiento de las Administraciones Públicas son otras de las necesidades detectadas dentro de las competencias transversales de los profesionales del sector.

El I Informe de la Profesión Instaladora ha sido realizado tras analizar las respuestas de una encuesta lanzada por Apiem entre 350 de sus asociados, así como tomando como referencia datos de universo de fuentes oficiales como el INE o los informes Forrester. El objetivo es que el estudio forme parte de una iniciativa periódica que ayude al sector a estudiar y entender su evolución, sinergias y desafíos a lo largo del tiempo.