SHARE

GSS-VET (Geotermia y Energía Solar – Formación Profesional) es un proyecto financiado por Erasmus +, llevado a cabo por 16 organizaciones de 4 países de la Unión Europea: Bulgaria, Alemania, Grecia y España, que tiene como objetivo hacer frente a las lagunas existentes en la formación continua de los instaladores de sistemas geotérmicos y solares, fontaneros y electricistas, mediante la creación e implementación de una formación basada en la formación profesional.

Sus objetivos son:

  • Diseñar 2 currículos básicos de la UE (niveles europeos de calificación 4-5) para instaladores de sistemas geotérmicos y de energía solar;
  • Implementar, entregar y evaluar la capacitación descrita anteriormente;
  • Certificar, después de desarrollar un esquema técnico de acuerdo a las recomendaciones de ECVET y la norma ISO 17024, que los participantes en el programa desarrollaron las habilidades propuestas.

Como resultado de la formación, se diseñará y lanzará una Plataforma de E-learning, que contendrá todos los materiales de formación, en inglés, búlgaro, alemán, griego y español. El programa prevé implicar directamente a 40 formadores y 200 trabajadores durante la vida del proyecto, y ya ha publicado, entre otros, una lista de las habilidades ecológicas básicas requeridas en los 4 países socios; una cartografía de los programas de formación existentes en sus instalaciones; y una selección de las mejores prácticas de los métodos de enseñanza a implementar en el proyecto;

En el caso de Grecia y España, que ya participaron en el pasado proyecto GSSkills, han debido revisar y actualizar el catálogo de competencias ya desarrollado gracias a la experiencia de las organizaciones sectoriales involucradas. Por ello, las organizaciones implicadas de ambos países –Instagi en el caso español- han organizado un taller con empresas locales para revisar el catálogo de competencias del anterior proyecto GSSkills. Los resultados obtenidos en él fueron presentados a estas empresas para permitirles actualizar las habilidades requeridas por los instaladores en estas industrias. Las competencias necesarias se organizaron según el proceso lógico que se sigue en cada proyecto. Instagi ha compilado también la información de los tres talleres en un informe que servirá en fases posteriores del proyecto para definir la formación necesaria para los trabajadores.

Por su parte, los criterios de clasificación  acordados han sido: competencias para el diseño de la instalación; competencias para la ejecución de la instalación; y competencias en el mantenimiento de la instalación. A mediados del pasado mes de junio tuvo lugar una reunión de seguimiento del proyecto, en el que cada organización ha dado cuenta de lo desarrollado por ella hasta ahora.