SHARE
Fenie, en sintonía con las medidas adoptadas por el Gobierno ante el COVID-19

La Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones de España, Fenie, ha manifestado su “apoyo al Gobierno, los equipos sanitarios y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de los territorios en la lucha contra el COVID-19”. También esperan que las medidas adoptadas “sean eficaces, principalmente, para garantizar la salud de todos los ciudadanos, y para retomar cuanto antes la normalidad en todo el territorio nacional”.

Fenie considera que el colectivo de empresas instaladoras, “se ve muy afectado por la publicación de la declaración del Estado de Alarma” y manifiesta los siguientes escenarios:

  • “Gran parte de la actividad en los lugares de trabajo, las obras, donde venía desarrollando los trabajos las empresas instaladoras se impide el acceso al mismo por decisión del promotor/constructor”.
  • “Gran parte de la industria impide el acceso al lugar de trabajo, entre otros, a las empresas instaladoras, dado que no estén directamente relacionados con la actividad principal del negocio”.
  • “Gran parte del sector terciario, del mismo modo que la industria, optimiza los espacios permitiendo el acceso únicamente a los ciudadanos y al personal del mismo, para que el negocio funcione y, por lo tanto, no demanda los servicios a una empresa instaladora”.
  • “Gran parte del sector doméstico, independientemente que exista alguna avería en sus instalaciones, no va a solicitar los servicios de una empresa instaladora, a no ser que sean por una razón de fuerza mayor”.

Asimismo denuncia que “se va a producir una disminución de actividad de las empresas instaladoras, mientras los costes salariales continúan y, en un corto espacio de tiempo, éstos no serán asumibles por las empresas instaladoras”.

Por todo esto, Fenie “solicita que se desarrollen mecanismos útiles y rápidos que garanticen la liquidez a las empresas, especialmente a las pequeñas y medianas y a los autónomos, para evitar su quiebra inmediata y que puedan mantener la actividad, protegiendo el empleo”.

Por otro lado, Fenie también promueve medidas para las propias empresas instaladoras, como que “en aquellos puestos de trabajo que sea posible, se proporcione al empleado la opción del teletrabajo”, también que si no es posible el teletrabajo, “se dote a los empleados de los recursos y formación adecuada para que evitar en su mayor el contagio del trabajador”, y por último “que únicamente accedan a aquellos lugares de trabajo que cumplan las distancias correspondientes de seguridad entre las personas en el lugar de trabajo”.