SHARE
Facel vislumbra un panorama “esperanzador y positivo” y constata un 8 % de mayor actividad en el primer trimestre

La Asamblea General de Facel, Asociación Española de Fabricantes de Cables y Conductores Eléctricos y de Fibra Óptica, ha puesto de manifiesto los principales datos del sector en medio de un escenario condicionado por la pandemia y la crisis derivada de ella. La cifra de negocio del sector retrocedió un 12,4 % en 2020, aunque menos de lo esperado en abril, mientras las expectativas son inciertas, aunque el presidente, Jordi Calvo, insistió en que el “panorama para nuestro sector es esperanzador y positivo”, y que en el primer trimestre de 2021 el incremento de actividad ha sido próximo al 8 %.

 

No obstante, desde Facel se prevé un 2021 al completo con un 7 % de menos actividad que en el último año prepandémico, 2019. Este primer semestre del año está marcado por la escasez y el aumento de precios de determinadas materias primas y de los metales. Con respecto a 2020, la facturación se redujo menos en la parte industrial, un 10 %, que en telecomunicaciones, un 17,9 %. Por mercados, los cables de energía perdieron un 11,4 % y los de telecomunicaciones un 21,2 %, porcentajes en ambos casos muy superiores a los respectivos de caída en la exportación.

A la hora de reflejar las causas del retraso en la recuperación, desde la asociación se alude a varios factores: el recrudecimiento de la pandemia que ha comportado el endurecimiento de las restricciones, los efectos del temporal Filomena en el caso español, la interrupción en el flujo de suministros procedentes de proveedores asiáticos, así como el aumento del coste de fletes de transporte y el aumento de precios de las materias primas.

 

Factores clave para la recuperación

De cara a la recuperación económica varios factores se consideran claves para la evolución del sector:

  • El comportamiento del sector exterior, que para 2021, prevé recuperarse un 7 %.
  • La reactivación del sector turístico
  • La aceleración del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima
  • La celeridad en la aprobación e implementación de las acciones previstas por el Plan Nacional para la Reactivación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española.

Digitalización, nueva organización del trabajo y la transformación a medio y largo plazo del modelo productivo serán factores que influirán en los retos del futuro.

Desde Facel se reflexiona también sobre la evolución de la morosidad, que ha alcanzado el 5,4 % por el 3,1 % del año anterior, pendientes de la “previsible eliminación gradual de los avales del gobierno a los créditos ICO” y “la extensión de 4 días de los plazos de cobro verificado en el 2021”, así como “la política restrictiva de las compañías de seguro de crédito”, circunstancias que alertan sobre el riesgo futuro de impagos.

A modo de conclusión, Jordi Calvo subraya también ese mensaje de confianza en un panorama “esperanzador y positivo”, sustentado también por el incremento de actividad y a la espera del Plan de Reactivación, Transformación y Resiliencia Económica, que debe focalizarse en aspectos como “la reducción de la huella de carbono, las energías renovables, la eficiencia energética, la digitalización de nuestra sociedad”, y finaliza afirmando que “en un momento difícil para todos, estamos en el lugar adecuado en el que nuestro sector y sus empresas salgan reforzados”.