SHARE
400 instaladores valencianos se congregan en El Día del Instalador, organizado por Aselec

El Circuito Ricardo Tormo de Cheste acogió el pasado viernes la segunda edición de la gran jornada anual del sector instalador valenciano, organizada por Aselec, Asociación de Empresarios Instaladores Eléctricos, Telecomunicaciones y Energías Renovables de Valencia. 400 personas participaron en el evento, que congregó en una sola jornada a centenares de empresas y profesionales del sector eléctrico y de telecomunicaciones de la provincia, en torno a un programa que combinó la parte formativa con la lúdica.

La jornada arrancó con el apartado más institucional, es decir una nueva edición de la asamblea general de Aselec, en la que la junta directiva rindió cuentas del ejercicio y presentó su plan estratégico para el presente y futuro. Encabezada por su presidente, Rafael Castillo y los vicepresidentes Enrique Ruiz y Salvador Monrabal, la cúpula de la asociación presentó los datos económicos del ejercicio. A nivel financiero, el secretario técnico Carlos Sánchez y el tesorero Raúl Navarro fueron quienes se encargaron de ofrecer detalles sobre la auditoría a la que se ha sometido a las cuentas de la asociación, que junto al resto de puntos del día fue votada favorablemente por parte de las empresas asociadas.

Zona de exposición del 2º Encuentro del Sector de Instaladores organizado por Aselec

El Día del Instalador ofreció también una destacada oferta formativa, paso adelante respecto a lo realizado en este ámbito por la asociación el pasado año 2018. En una carpa de grandes dimensiones, todos los asistentes se repartieron entre la zona expositiva, con stands de diferentes empresas que mostraban sus últimas novedades, una zona de workshops y, como novedad este año, un coloquio entre empresas patrocinadoras sobre cuestiones de actualidad del sector como energías renovables, descarbonización o descentralización.

Instaladores valencianos entrando en la jornada del Día del Instalador de Aselec 2019

El encuentro propició también momentos y ocasiones para el networking. Todo antes de llevar a cabo una comida de fraternidad, con una paella gigante incluida, en la que se incluyeron diversos sorteos de regalos. Al término y atendiendo a las características del recinto elegido, hubo espacio para la velocidad y el motor. Medio centenar de personas de entre todos los presentes disfrutaron de una actividad que concedió una buena dosis de adrenalina para poner el broche a esta segunda edición del Día del Instalador, que afianza su posición de referencia como gran cita anual del sector eléctrico y de telecomunicaciones en la provincia de Valencia.