SHARE
Casi la mitad de las empresas madrileñas del ámbito del metal tardarán un año en recuperarse

Un estudio multisectorial elaborado por Aecim, Asociación de Empresas de Comercio e Industria del Metal de la Comunidad de Madrid, prevé que cerca de la mitad de las empresas madrileñas del sector metal no recuperará su nivel de facturación hasta dentro de un año por la crisis del COVID-19. El citado estudio se ha elaborado con el objetivo de medir los efectos del SARS-CoV-2 en las compañías del sector en la región en tres áreas: industria y talleres, instalaciones y servicios y comercio del metal. Las respuestas se obtuvieron entre el 6 y el 21 de mayo, entre más de 200 empresas.

La recesión se hace más notable en el grupo de instalaciones y servicios y de industria y talleres, mientras que en el comercio las cifras son más halagüeñas y la previsión a un año se reduce a un 37 por ciento. De media, solo el siete por ciento de las compañías consultadas prevé recuperar su facturación en los próximos tres meses.

Cuestionados precisamente sobre el nivel de actividad para el próximo trimestre y semestre el 51,6 % de las compañías industriales asevera que los pedidos se situarán entre 50 y el 75 %. Mientras, en comercio, cerca del 49 % considera que los pedidos próximos rozarán igualmente el 75 % y en instalaciones la previsión cae: un 12,5 % augura que los pedidos serán mínimos. El 40 % de compañías considera necesario alargar el ERTE durante tres meses más.

Un 41 % de las compañías de los tres sectores ha presentado ERTE por fuerza mayor y alrededor del 40 % considera necesario alargar este tres meses más. Además, más del 48 % de las empresas participantes de los tres grupos mantiene que no han solicitado ninguna ayuda gubernamental, mientras que el 41 % ha solicitado Líneas ICO, por encima de otras opciones como moratorias a la Seguridad Social o aplazamiento del pago a proveedores.

La encuesta pone de manifiesto asimismo otros aspectos, como teletrabajo como medida prioritaria puesta en marcha por las compañías y carencias de equipos de protección individual: un 40 % no dispone de EPI´s suficientes para las próximas semanas, y entre los más necesarios figuran las mascarillas y los guantes.