SHARE
La jubilación de los autónomos

Antes de que nadie pregunte, ya os avisamos de que la jubilación de un autónomo es más reducida que la de un asalariado, por lo que aunque seas muy joven todavía debes pensar e ir preocupándote por estos temas desde ya mismo.

En Instaladores 2.0 estamos preocupados por el futuro en general y por el de los autónomos en concreto, por eso aprovechamos para avanzaros algunas sugerencias para que consigas la mejor jubilación en el futuro.

Antes de entrar en la parte más farragosa de los cálculos de jubilación, las modificaciones que se han realizado al Sistema Nacional de Planes de Pensiones establecen algunos cambios que provocan situaciones que deben tenerse en cuenta:

  1. El aumento de la base de cotización se debe adelantar, en general se dejaba para los últimos 15 años previos a la jubilación, por lo que se iniciaba un aumento de las bases de cotización sobre los 48 años. Ahora no es posible, ya que se incrementan los años a tener en cuenta para el cómputo de la jubilación, por lo que se deben incrementar a partir de los 42 años las bases de cotización para disfrutar de unas mayores cantidades a percibir cuando uno se jubila.
  2. Aumentar las bases hasta alcanzar una cuota de 500 a 600 euros mensuales permitirá llegar a una pensión media.
  3. Aunque uno se jubile, puede seguir ostentando la titularidad del negocio y se pueden mantener las funciones propias del propietario.
  4. Te puedes jubilar anticipadamente a partir de los 63 años, siempre que hayas cotizado un mínimo de 35 años.
  5. Puedes extender tu edad de jubilación, aumentando la cantidad a cobrar posteriormente, a razón de un 2% por cada año trabajado adicional, en casos de tener una carrera profesional inferior a los 25 años, del 2,75% para aquellos casos entre 25 y 37 años, y del 4% para los que superen los 67 años de edad.
  6. Si eres mujer, los años dedicados al cuidado de los hijos también se computan. Se calcula un aumento de 270 días (máximo) por cada hijo, con un límite de 2 años.
  7. Si eres hombre y llevaste a cabo el Servicio Militar, se incluye este periodo en tu base de cálculo de cara al número de años cotizados, pero será necesario que dispongas del certificado de fin del Servicio Militar, la conocida como Carta Blanca.

Los autónomos tienen la opción de elegir la base de cotización, y en función de dicha base tendrán que pagar, lo más común es que se opte por pagar lo menos posible, eligiéndose la base mínima, lo que resulta en una menor retribución cuando te jubilas.

Cuanto menos pagas, más dinero dispones en tu bolsillo, pero a la larga recibirás una menor pensión, por lo que hay que decidir con cuidado la base de cotización que queremos tener. Esto dependerá mucho de la edad del autónomo, pues hay unos plazos que son muy importantes que os vamos a ir desgranando poco a poco.

Como dato curioso, en el año 2017 según los datos del Ministerio de Empleo, la pensión media de un autónomo está en 709,42€ frente a los 1.207,50€ de un jubilado asalariado. Esto es consecuencia de varios factores, pero principalmente una de las causas es la cotización elegida.

 

(La Segunda Entrega de este artículo estará disponible la semana próxima y podrá leerse en el Newsletter de Instaladores 2.0 del próximo jueves 28 de junio).