SHARE

Según el Barómetro Inmobiliario IPD- Tinsa, la inversión inmobiliaria en el mercado nacional en el mercado español puede llegar a los 6.000 millones de euros este año, con los inversores extranjeros como principales protagonistas.

inversion inmobiliaria

El estudio sugiere también que se moderan las rentabilidades en el caso de los mejores activos y que se aprecia un interés creciente por aquellos activos con desocupación. Por apartados, en el ámbito de las oficinas siguen siendo las más cotizadas las que se ubican en el distrito de negocios de Madrid para casi las mitad de los inversores, seguidas por los centros comerciales. Casi una tercera parte de los encuestados afirman que reducirán su exposición al mercado de oficinas fuera de Madrid y Barcelona. Además, se prevé una reducción de la tasa de desocupación en el mercado prime de Madrid (CBD) de hasta un 12 % a finales del ejercicio, con un nivel de rentas en esta localización en torno a los 25,5 euros/m2.

En el apartado comercial o “retail”, hay un mayor optimismo en lo que se refiere a locales y centros comerciales, de tal forma que 9 de cada diez consultados opinan que 2014 va a suponer un respecto del consumo evidente respecto del ejercicio anterior. En este sentido se constata un incremento de la afluencia, que ya se traduce también en un incremento de las ventas de locales del centro comercial, de tal forma que 2 de cada 3 consultados creen que la cifra de ventas se estabilizará en 2014. También opinan -en torno a un 60 por ciento- que la tasa de desocupación de dichos centros descenderá, mientras que el 40 por ciento cree que permanecerá igual. Los inversores afirman que existe una gran escasez de producto que se ajuste a sus necesidades, por lo que valoran aquellos activos con desocupación y/o suelo logístico. Esta escasez de producto se contempla como el principal freno a la inversión para el 45 por ciento, por lo que los inversores han revisado a la baja su previsión de rentabilidades para los activos prime a finales de 2014.