SHARE
Ambilamp alcanza más de 10 años consecutivos de crecimiento

Los Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada del Productor (SCRAP) de la Oficina de Coordinación de RAEE, que representan el 97 % de la responsabilidad de la gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos en España, han solicitado al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico una moratoria en el cumplimiento de los objetivos de recogida en esta materia para 2020 debido a la crisis sanitaria motivada por el COVID -19.

En los dos meses de confinamiento se ha reducido la venta de aparatos eléctricos y electrónicos en un 65 % y la gestión de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos se ha reducido en los meses de marzo y abril de 2020 “en un 50 % con respecto al mismo período del año anterior”, según la valoración del presidente de turno de OfiRAEE, Juan Carlos Enrique, director general de Ambilamp. Pese a que la gestión de residuos ha sido calificada como esencial bajo el estado de alarma, su generación está vinculada directamente a la compra y las tiendas que comercializan los aparatos eléctricos y electrónicos han estado cerradas casi dos meses.

Descenso de las ventas de aparatos eléctricos y electrónicos del 25 %, en 2020

Por otro lado, muchas entidades locales, como medida de prevención y seguridad, han decidido cerrar también temporalmente los puntos limpios, el otro canal que los ciudadanos tienen para desechar correctamente los RAEE. Estos cierres temporales también inciden en el volumen de RAEE que se gestionan correctamente. Aunque las consecuencias para 2020 son inciertas actualmente, la previsión es que no se podrán alcanzar los objetivos de recogida para 2020, ya que se estima un descenso de las ventas de aparatos eléctricos y electrónicos de un 25 % en 2020. Es previsible que este descenso se mantenga, aunque en menor porcentaje, en 2021. Por ello solicitan “la suspensión de los objetivos para 2020 o, en su defecto, la reducción proporcional de los objetivos mínimos este año y el siguiente”. La petición se sitúa en línea con lo manifestado por la Asociación Europea de Fabricantes de Electrodomésticos (APPLiA) ante la Comisión Europea, que también ha planteado el reajuste de ciertos requerimientos normativos sectoriales con motivo de la situación actual de desafío e incertidumbre en que nos encontramos debido a la emergencia sanitaria.

Entre todos los SCRAP´s que conforman OfiRAEE recogieron y reciclaron 300.000 toneladas de residuo de aparatos eléctricos y electrónicos de uso doméstico en 2019, un 13 % más que en 2018 y 6,43 kg por habitante. El objetivo principal de estos sistemas colectivos es la recogida y reciclaje eficiente de los RAEE procedentes de los diferentes canales de recogida selectiva. OfiRAEE está integrada por Ambilamp, Ecoasimelec, Ecofimática, Ecolec, Ecolum, Eco-Raee´s, Ecotic y ERP.