SHARE
Una empresa norteamericana inicia la comercialización de motos eléctricas

Alta Motors, una compañía radicada en California, ha comenzado en Estados Unidos la comercialización de dos nuevas motos eléctricas. Para ello cuenta con Redshift, un primer modelo para el mercado convencional, una moto ligera que se ofrece en dos versiones, una más específica para fuera del asfalto y otra matriculable. El precio es también muy competitivo, puesto que alcanza los 15.000 dólares (unos 13.500 euros), aunque de momento sólo está disponible para el mercado norteamericano y bajo pedido.

Sus características técnicas ofrecen una velocidad máxima de 128 km/h, una autonomía máxima de 80 kilómetros y un tiempo de recarga en una toma estándar norteamericana de 110 V que se alarga a las 4 horas. Por su parte, la versión campestre contará con una autonomía fuera carretera de dos horas y un tiempo de recarga de dos horas y media, en una toma de 220 V.

Alta Motors se suma de este modo al grupo de empresas que apuestan a medio plazo por la moto electrificada, continuando con la tendencia de los vehículos de cuatro ruedas. Zero Motorcycles, líder en el nuevo segmento, Lightning o las españolas Bultaco y Volta o la suiza Quantya son algunas de las más destacadas. Por su parte, incluso una firma de un marcado matiz conservador como Harley-Davidson, ya están probando modelos completamente eléctricos.