SHARE
Jornada “Los retos del coche eléctrico”, 10 de julio, Madrid

Con el Auditorio de la Casa del Lector en el Centro Cultural Matadero de Madrid, la semana pasada tuvo lugar la jornada “Los retos del coche eléctrico” organizada conjuntamente por los medios de comunicación del Grupo Prisa, El País, Cinco Días y la Cadena Ser, y con la participación de numerosos expertos en varias de las materias de interés vinculadas a la movilidad eléctrica, así como las ministras en funciones para la Transición Energética, Teresa Ribera, y la titular de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

Momento de la intervención de la Ministra de Industria, Reyes Maroto, en el evento sobre el vehículo eléctrico

La primera de ellas fue la encargada de inaugurar la jornada y ante más de doscientos invitados puso el énfasis en el compromiso de su departamento con la movilidad sostenible. Ribera anunció que las previsiones para alcanzar la paridad en los precios entre vehículos eléctricos y de combustión, “se sitúan entre 2022 y 2025”, de hecho añadió que para los segundos “2018 se considera ya como el año de tope máximo de ventas”. Y también hizo hincapié en cómo esta transformación revoluciona la industria y en qué aspectos afectará en el futuro, por ejemplo citó que “el mantenimiento del vehículo eléctrico supone un descenso del 50% del gasto, situación que afecta directamente a la supervivencia de los talleres”.

No obstante, la ministra también optó por la cautela, “No se van a producir cataclismos en la demanda”, añadió, y subrayó a continuación que “no será un cambio abrupto”. La demanda girará hacia los vehículos impulsados por energías alternativas, que tendrán mucho que decir en la electrificación del parque automovilístico. En su opinión, la industria del vehículo eléctrico puede generar hasta 23.000 empleos. “La transformación ocurre cada vez más rápido”, concluyó, “agentes como la Organización de Países Exportadores de Petróleo o la Agencia Internacional de la Energía revisan al alza sus proyecciones de penetración del vehículo.

Diversos ponentes durante una de las mesas de debate de la jornada sobre los Retos del Coche Eléctrico

En la mesa redonda en torno a las baterías, Rosa Palacín, vicedirectora del Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona, y Leire Zubizarreta, Responsable de la línea de tecnología de las baterías en el Instituto de Tecnología Eléctrica, subrayaron factores como que “la autonomía no es el único reto que tienen pendiente las baterías, sino que la sostenibilidad es un asunto igual o más relevante”. Y añadieron la importancia de conseguir que los materiales con los que se elaboran sean ecológicamente sostenibles, y pusieron el ejemplo del sodio frente al litio, y la creciente relevancia que el primero debería tener, en función de ser precisamente un material mucho más sostenible.

Por parte de Endesa intervino la directora de Movilidad Eléctrica de la compañía energética, Elena Bernárdez, que aseguró la necesidad global que tenemos de “triplicar la producción de energía de aquí a 2050 y lo imprescindible de hacerlo con energías renovables”. Reducción de emisiones, eficiencia y flexibilidad son los tres factores considerados clave por Bernárdez en relación con la Movilidad Eléctrica.

Ponentes de la tercera mesa de debate de los Retos del Coche Eléctrico

La última mesa redonda de la jornada estuvo centrada en la “Transición de la industria de la automoción hacia una movilidad sostenible” y en ella intervino la ministra de Industria, Reyes Maroto, que enumeró varios retos pendientes en movilidad: tecnológicos, como las baterías; la autonomía, el coste de propiedad, la infraestructura o el tiempo de recarga, aunque luego subrayó que la movilidad eléctrica es imparable y se respondió afirmativamente a la pregunta de si estamos preparados para ella.

También participaron José Bogas, consejero delegado de Endesa, y Luis Antonio Ruiz, su homónimo en Jaguar Land Rove. Ambos hicieron hincapié en que “las baterías son el cuello de botella en la movilidad eléctrica y el coche eléctrico, vehículos podemos fabricar los que sean necesarios y, en cuanto a la recarga, la planificación para 2030 se alcanzará sin problema”. Bogas añadió que “en el año 2023 habrá un punto de recarga en las vías principales a una distancia máxima de 100 kilómetros”.